La revolución de Conte

Después del nefasto y horrible año del Chelsea de Jose Mourinho y Guus Hiddink, el propietario Román Abramóvich apostó por Antonio Conte esta nueva temporada. El club londinense no se pudo clasificar para competiciones europeas y el objetivo de los “blues” este año es luchar por el campeonato liguero, para ello, Abramóvich intercambió cromos en el mercado veraniego y parece que Conte ha logrado esa unión.

El primer partido de Conte en Premier League es contra el West Ham, a mediados de Agosto, y donde el italiano apuesta por un 4-3-3 incluyendo a algunos pesos pesados del vestuario como Terry, Ivanovic, Oscar o William. El sistema no termina de cuajar y queda en evidencia y cuestionado tras las derrotas ante Liverpool y Arsenal. El fantasma de Mourinho y Hiddink sobrevolaba el “Bridge” por lo que el italiano buscó soluciones en un equipo que carecía de la participación de jugadores como Hazard o Kanté, lejos de su mejor nivel.

Tras las derrotas ante Liverpool, por 1-2 y ante el Arsenal por 3-0, Conte cambia radicalmente el sistema de juego. Para ello, coloca una defensa de tres, con dos carrileros, dos hombres en el centro del campo y tres delanteros. La modificación reactiva al equipo que ha fabricado goleadas importantes y muestra un gran fútbol que es lo que se pedía en el Bridge. Cinco victorias consecutivas aúpan a los “blues” a la segunda posición, a tan solo un punto del lider, el Liverpool. Las sensaciones son positivas y Conte parece haber devuelto al Bridge, la mejor versión de Hazard, el jugador más importante y decisivo en estas jornadas.

El bajón del Chelsea la pasada campaña eclipsó el juego de Hazard que tuvo un año muy gris. El belga no se encontraba en el equipo y desplegó en ráfagas su juego, que además, no era de gran nivel. Con la llegada de Conte, el joven belga parece haberse enchufado y ahora lleva la batuta del equipo “blue”. Con tendencia para irse al centro desde la banda, Hazard busca el balón para crear y cuando está cerca del área, siempre busca la mejor opción tanto de pase como de tiro. Como bien pudimos ver contra el Everton, el belga se mueve con total libertad en el ataque y esto crea dudas en la defensa rival. Además, con el nuevo sistema, los tres de arriba que hasta el momento, son Diego Costa, Pedro y el propio Hazard, no están expuestos a defender por lo que el cansancio en los minutos finales no es alto, por lo que sigue creando peligro.

Con esta fórmula, el Chelsea de Conte parece arrancar después de un año nefasto y parte de la culpa, la tiene el reencuentro de Hazard con el fútbol. Calidad tiene y de sobra por lo que, si sigue la proyección del cuadro “blue”, es un claro aspirante al título y a ocupar puestos europeos la próxima campaña.

Twitter: @ProyectoPremier, @albarcon_18

Comments are closed.