Mark Hughes, el delantero clásico inglés

Mark Hughes es uno de los mejores delanteros en la historia del Manchester United. El galés inició su gloria trayectoria en los “Red Devils”, después pasó por el FC Barcelona y Bayern Munich para terminar recalando de nuevo en el United. Además, como entrenador, se convirtió en un emblema del Stoke City además de entrenar a la selección galesa o el Blackburn Rovers

Cuando buscas la definición de delantero clásico inglés, siempre aparecen los nombres de Bobby Charlton o Gary Lineker entre otros. Estos delanteros se caracterizaron por ser jugadores de área con un remate excepcional tanto con el pie como con la cabeza y con un importante físico. A esta lista de grandes delanteros también habría que añadir el nombre de Mark Hughes, que marcó una época en el Manchester United durante los años 90.

Mark Hughes nació en Gales en 1963. Procedente de una familia humilde y trabajadora, Hughes debuta con la camiseta del Manchester United a los veinte años (1983). En su primera etapa como Red Devil disputa cerca de cien encuentros durante tres temporadas en las que anota 37 goles y deja muchas muestras de su calidad. El joven galés llama la atención en Europa ficha por el FC Barcelona en 1986. Sin embargo no registra sus mejores números, 6 goles en una temporada, y decide marcharse a otro grande europeo, el Bayern Munich. Ya en tierras germanas, Hughes disputa 18 partidos y consigue 6 goles.

03_22221413_cccf7b_2614600a

El viaje europeo de Mark Hughes terminó con su vuelta a las islas. El ‘9’ vuelve al Manchester United donde disputa 256 partidos a lo largo de siete temporadas anotando 82 goles. El delantero explota sus cualidades tanto en el área como fuera de ella y es clave para conseguir la Premier League y la FA Cup en varias ocasiones.

Tras dejar su propia huella en Old Trafford, decide jugar sus últimos años como jugador en el Chelsea, Southampton, Everton o Blackburn Rovers, donde se retira profesionalmente. A penas consigue 40 goles en  sus últimas siete temporadas por lo que decide cambiar el terreno de juego por los banquillos.

Su etapa como entrenador se inicia en la selección galesa. Dirige durante ocho años al combinado nacional con un balance de 12 victorias en 41 partidos pero sin alcanzar ninguna gran cita. Después pasa a entrenar al Blackburn Rovers durante cuatro temporadas, al Manchester City, Fulham y Queens Park Rangers, antes de recalar en el Stoke City. 5 temporadas estuvo a los mandos de los Potters aunque no tuvo mucha fortuna en su último año ya que fue despedido en enero. Dos meses después, fichó por el Southampton aunque no llegó a la treintena de partidos.

Twitter: @ProyectoPremier @albarcon_18

Comments are closed.