Los ‘Villans’ escriben una nueva página en la historia

El equipo de Dean Smith, que no olvidemos que actúa esta temporada como recién ascendido, le endosó un claro y contundente 7-2 al campeón. Son 3 victorias en 3 partidos para un Aston Villa que está de dulce gracias a un estelar Grealish

Día para la historia en la Premier League. Si el 1-6 del Tottenham al Manchester United había sido una exhibición total, el 7-2 del Aston Villa al Liverpool, actual campeón de la categoría, pasa a una dimensión mayor. Y eso que los ‘Villans’ jugaban la pasada temporada en Championship y tienen el título de ‘recien ascendido’, algo que está sorprendiendo en esta Premier al sumar 3 victorias en los 3 partidos que ha disputado.

Este domingo fue uno de que aquellos días en el que a un equipo le sale todo y el otro parece no haberse despertado nunca. El 7-2 no puede tener mejor definición ya que el Aston Villa jugó como los ángeles y sometió con claridad y contundencia al campeón de la Premier y rival a batir. Eso sí, con un excelente partido por parte de Jack Grealish, quien firmó dos goles y tres asistencias, y Watkins, autor de un hattrick.

A los 4 minutos, Watkins ya había conseguido el primer gol del partido a pase del inglés. Misma fórmula se repitió unos minutos más tarde y, al llegar al ecuador de la primera parte, el marcador ya reflejaba un 2-0. El campeón trató de reaccionar y Mo Salah recortó distancias en el minuto 30, sin embargo no fue suficiente ni cambió el guion del partido ya que McGinn y Watkins, que metió los tres goles en el primer tiempo, anotaron dos tantos más antes del descanso. El 4-1 tras los 45 primeros minutos comenzaba a ser histórico.

A la salida de los vestuarios, Ross Barkley hacía el 5-1 tras la asistencia de Grealish, pero Mo Salah marcó de nuevo para los Reds. Un gol que poco pudo cambiar del encuentro ya que los Villans llevaban varias marchas más y cerraron este resultado histórico con dos goles más por parte de Grealish. El marcador de Villa Park reflejaba un histórico 7-2 por parte de un equipo recién ascendido al campeón. Una victoria que significaba la tercera de la temporada para los locales en tres partidos, que por no ser que tienen un partido menos compartiría junto al Everton el liderato de la Premier League.

Desde abril de 1963 no recibía el Liverpool 7 tantos en contra y desde 1953 el campeón de la liga no encajaba esta cantidad de goles. Además, por primera vez en la historia, los dos equipos más laureados de Inglaterra reciben 6 o más goles el mismo día. Por todo y eso, los ‘Villans’ escriben una nueva página en la historia del fútbol inglés.

Comments are closed.