Wycombe Wanderers, el último en llegar

La pequeña ciudad de High Wycombe, situada entre Londres y Oxford, debuta esta temporada en la segunda categoría del fútbol inglés, la Championship, tras más de 130 años de historia. El Wycombe Wanderers logró el ascenso a la League One en 2018 y en este 2020 completó la hazaña al superar al Oxford en el play-off

Más de 130 años han tenido que pasar para que el Wycombe Wanderers juegue por primera vez en la segunda división del fútbol inglés. Ha tenido que ser durante una pandemia, cuando las ligas EFL se suspendieron y se aprobó la disputa del play-off de ascenso de categoría según la clasificación. Por suerte, los Chairboys ocupaban la tercera posición en la League One, lo que le permitió disputar dos eliminatorias frente a Fleetwood Town y Oxford United para lograr la hazaña.

En la pequeña ciudad de High Wycombe, que actualmente tiene poco más de 100.000 habitantes, nació en 1887 el Wycombe Wanderers. Al igual que muchos otros clubes, el club se fundó en el pequeño pub de Steam Engine en Station Road. Durante sus primeros años, este modesto equipo solo disputó partidos amistosos con las ciudades cercanas hasta que en 1896 se unió a la Southern League, coincidiendo con el salto a su nueva casa, Loakes Park, en la que estuvieron cerca de 100 años.

Primera y única FA Amateur Cup
Primera y única FA Amateur Cup

El Wycombe Wanderers tuvo que esperar hasta 1931 para conseguir su primer gran éxito. Los Chairboys alzaron su primera y única FA Amateur Cup tras derrotar por 1-0 al Hayes, con gol de Britnell, en el mítico estadio de Highbury donde hubo más de 32.000 aficionados en las gradas. Posteriormente, la historia del Wycombe Wanderers se escribió con nombres ilustres como Frank Adams, que jugó 331 partidos con el club, y fue importante para adquirir los terrenos de Loakes Park, o Sid Cann, el entrenador que llevó al equipo a lo más alto en 1956 al ganar la Isthmian League. Un año más tarde, el Wycombe Wanderers repitió final de la FA Amateur Cup, aunque, en esta ocasión, el Bishop Auckland le arrebató el trofeo al ganar por 3-1 en el estadio de Wembley. Sin embargo, los chicos de Sid Cann pudieron resarcirse y ganar su segundo título en la Isthmian League.

Otro nombre propio en la historia de este modesto equipo fue el de Brian Lee. El técnico se convirtió en el primer entrenador convencional del club en 1968 e impulso al éxito al conjunto de High Wycombe, ya que ampliaron su palmarés al ganar en cinco años cuatro títulos de la Isthmian League. Además, dicha generación alcanzó por primera vez la tercera ronda de la FA Cup, en la que fueron eliminados por el Middlesbrough en un ajustado 1-0 global.

Estadio Loakes Park

La historia reciente del Wanderers tiene el nombre propio de Martin O’Neill. La llegada del entrenador coincidió con el cambio de estadio a Adams Park, un recinto más moderno y con capacidad para 9,600 espectadores. A nivel deportivo, los Chairboys consiguieron dos FA Trophy durante el periodo de O’Neill en los banquillos y llegaron por primera vez a la Football League, consiguiendo el ascenso a tercera división en su primera temporada, en el año 1994.

Sin embargo, la llegada del nuevo siglo trajo consigo nuevos logros para el Wycombe Wanderers. Este modesto equipo llegó a las semifinales de la FA Cup en 2001, cayendo por la mínima ante el Liverpool (2-1) y dejando cadáveres ilustres en la cuneta como Wolves, Wimbledon o Leicester. Pero los hitos en los torneos nacionales no quedó hay. Seis años más tarde, los Chairboys fueron semifinalista de la Copa de la Liga, cayendo a las puertas de la final ante el Chelsea.

Partido de FA Cup entre Wycombe Wanderers y Liverpool

En el torneo doméstico, el Wycombe Wanderers tuvo más altibajos en estas décadas. Tres ascensos a League One (2009, 2011 y 2018) y otros dos play-offs disputados (2006 y 2008) provocaron que los Wanderers subieran de escalafón y le convirtieran en un equipo puntero en la Football League. El éxito más reciente ocurrió en junio de 2020, cuando ascendió a la Championship después de disputar el play-off. El Wycombe acabó en tercera posición el campeonato tras cosechar 17 victorias, 8 empates y 9 derrotas en 34 jornadas. Esto le llevó a disputar la primera eliminatoria ante el Fleetwood Town en la que lo superó con un contundente 4-1 en la ida y 2-2 en la vuelta. En el partido definitivo, los Chairboys doblegaron por 2-1 al Oxford United, con goles de Stewart y Jacobson, para firmar su primer ascenso de la historia a la segunda división.

En esta última etapa gloriosa del Wycombe Wanderers destaca el veterano jugador Adebayo Akinfenwa. El delantero de 38 años y más de 100 kilos es todo un icono de este equipo por su corpulencia e importancia en el juego. Ha jugado casi 200 partidos con la camiseta Chairboys y ha marcado 53 goles, además de tener una carrera exitosa por la Football League en la que ha pasado por 8 equipos y ha anotado 200 goles.

Twitter: @ProyectoPremier / @albarcon_18

Comments are closed.