El Liverpool alecciona al Chelsea

Partido dominado por los hombres de Klopp (0-2) que salvo en un par de ocasiones, apenas temblaron ante un Chelsea al que todavía le falta tiempo para construirse. El Liverpool volvió a mostrar una tremenda fiabilidad que incluso incrementó con la entrada de Thiago Alcántara, debutante en la tarde de hoy

Antes de sacar conclusiones sobre el resultado del partido, hay que ser conscientes de que hubo dos equipos que se encuentran en lugares completamente opuestos. Mientras que el Liverpool es fruto de la consecucción de un proyecto que lleva varios años en construcción y que ya está dando sus frutos, el Chelsea se encuentra en una reconstrucción total. Puede que desde hace muchos años no se viera un Chelsea de estas características. La temporada pasada, Frank Lampard se vio “obligado” a usar a los jugadores de la Academia Blue más sobresalientes tras la sanción de la FIFA que les impedía fichar. En este contexto surgieron los Abraham, Mount, Tomori, James y compañía que deslumbraron y alcanzaron, con un técnico novato, la cuarta posición de la Premier. En principio se suponía que esta iba a ser la tónica, usar canteranos con fichajes para retocar una plantilla joven y vigorosa. Este verano se desembolsaron muchos millones en jugadores punteros como Werner, Havertz, Chilwell, Ziyech… una renovación en toda regla.

El problema es que el aficionado se crea unas expectativas muy altas. Piensa que si su equipo gasta mucho, ha de dar rendimiento cuasi inmediato. Por desgracia no es así y todo necesita su tiempo. La prueba se vio hoy contra el campeón, el Liverpool. Las expectativas con los Blues son altas, tanto que muchos ven a los de Lampard como alternativa para discutir al binomio Liverpool-Manchester City. Pero tras el partido de hoy se vio que falta cocción. Mucha, de hecho. Porque si bien el Chelsea pudo hacer daño a la contra con Timo Werner como protagonista, las carencias siguen siendo las mismas: no hay confianza en Kepa, la defensa no es fiable y en el centro del campo parece que solamente N’Golo Kanté conoce el significado de la palabra “regularidad”. A Havertz se le ve un poco nervioso aun y Mason Mount no está cómodo tan escorado al costado. Lampard está haciendo pruebas y estos primeros partidos son un gran indicativo. Pero cuidado, porque la temporada avanza y habrá un momento en el cual se pidan resultados.

Por su parte al Liverpool solamente le faltaba un jugador que asumiera el rol de director de orquesta. Y Klopp lo ha encontrado en la figura de Thiago Alcántara. Si bien el Liverpool dominaba el partido en la primera mitad, fue en la segunda cuando se hizo patente la superioridad de los Reds, coincidiendo con la entrada del internacional español. Apenas tres días en Merseyside y ya parece que lleva 10 años. La expulsión de Christensen también tuvo su culpa en la caida del Chelsea en la segunda mitad. Apenas comenzada, los Reds golpearon dos veces. Primero con una gran jugada hilvanada entre Thiago, Salah y Firmino que acabó marcando Mané de cabeza. Poco después, el propio Mané se aprovechó de un error en la salida de balón de Kepa que acabó en el segundo tanto de la tarde. Un tanto que, muy posiblemente, acabe con la titularidad del español en el arco azul, ya que la llegada de Mendy es inminente. Y si encima le sumas a que Jorginho, uno de los lanzadores de penaltis más fiables de la Premier, falló su primer penalti en tres temporadas -o más bien acierto de Alisson-, solo puedes sentarte y esperar a que acabe el encuentro.

En definitiva. Calma para los aficionados Blues y alegría para los Reds. Si el Chelsea quiere prosperar, ha de seguir el ejemplo del rival que hoy le derrotó. Un rival que también sufrió una larga reconstrucción y que estuvo buscando su identidad durante algún tiempo y que hoy es el campeón de la Premier.

FICHA TÉCNICA

Chelsea: Kepa; James, Christensen, Zouma, Marcos Alonso; Kanté, Kovacic (Barkley, min 79), Jorginho (Abraham, min 79); Havertz (Tomori, min 46), Mount; Werner.

Liverpool: Alisson; Alexander-Arnold, Fabinho, Van Dijk, Robertson; Henderson (Thiago, min 46), Wijnaldum, Keita (Milner, min 64); Salah, Firmino, Mané.

Goles: Mané (min 50 y 55).

Estadio: Stamford Bridge

Comments are closed.