Salah reina en la locura de Anfield

Victoria del Liverpool ante el Salzburg (4-3) en el partido correspondiente a la jornada 2 de la Champions League. El conjunto entrenado por Klopp tuvo un partido muy disputado ante un equipo con las ideas claras y mucho fútbol como el Salzburg. Los reds se pusieron 3-0 pero los austriacos empataron en la segunda mitad. Un gol de Salah decantó la balanza para los campeones de Champions.

El partido comenzó con un Liverpool muy intenso como nos tiene acostumbrados y con ganas de quitarse la espina de la derrota ante el Napoles en la primera ronda. Sin embargo, los austriacos no fueron menos y tuvieron la primera a cargo de Hwang. El partido rápidamente se convirtió en un intercambio de golpes y el Liverpool pegó primero por medio de Mané, que jugó una pared con su socio Firmino para definir con calidad ante Stankovic. Con el gol los reds cogieron confianza y empezaron a hilar muy buenas combinaciones. En una de ellas, Arnold puso un pase de la muerte para Robertson que puso el 2-0. Juego entre laterales y mucha profundidad en el Liverpool. Los hombres de Klopp se animaron aun más y lograron hacer el tercer gol del partido, obra de Salah, tras recoger un rechace de un remate de Firmino. Tan solo tres minutos más tarde, y con el Liverpool aun saboreando el gol, Hwang nos dejó un detallazo dentro del área en forma de recorte ante Van Dijk para poner el primer gol austriaco en el marcador. Así se llegó al descanso.

La segunda mitad empezó con una mejor cara del Salzburg, sabedor de su calidad y con el conocimiento de poder hacer daño al Liverpool. Y así fue. Con tan solo 10 minutos transcurridos de la segunda parte, Hwang sirvió desde la izquierda un balón perfecto para que Minamino pusiese el 3-2 con una buena volea. Los austriacos se lo creían y Marsch dio entrada a Haaland, que anotó cuatro goles en la primera jornada de Champions. Solo cuatro minutos le bastaron para poner el empate en el marcador tras un pase de la muerte de Minomino. Locura en Anfield por un Liverpool al que le habían remontado los tres goles. Sin embargo, este equipo, con las ideas muy profundas de Klopp, no tiró la toalla y su insistencia tuvo premio. Firmino dejó en la frontal un buen balón para Salah, que controló y batió a Stankovic como mejor sabe. A partir de este momento, el Salzburg tuvo mucho más el balón y trató de anotar por medio de Haaland y Okugawa, pero sus ocasiones no encontraron portería. Así finalizó el encuentro.

Victoria importantísima de un Liverpool que ya saborea sus primeros tres puntos en la Champions League.

Liverpool: Adrián, Alexander-Arnold, Gomez, Van Dijk, Robertson, Fabinho, Wijnaldum (Origi, 63′), Henderson (Milner, 62′), Mane, Salah (Keita, 90′) y Firmino

Salzburg: Stankovic, Onguéné, Hwang, Szoboszlai (Okugawa, 71′), Junuzovic (Ashimeru, 77′), Ulmer, Minamino, Daka (Haaland, 56′), Wöber, Kristensen y Mwepu

Goles: 1-0: Mané (8′), 2-0: Robertson (24′), 3-0: Salah (35′), 3-1: Hwang (38′), 3-2: Minamino (55′), 3-3: Haaland (60′), 4-3: Salah (68′)

Estadio: Anfield

Amonestaciones: Fabinho (86′)

Comments are closed.