Lo que nos dejó la jornada 7 de la Premier League

La séptima jornada de la Premier League nos dejó cosas claras: el Liverpool está en el camino ideal para conseguir la ansiada Premier League, el City no deja de apretar y se mantiene a cinco puntos de la cabeza y Chelsea y Tottenham aguantan el tipo. Mientras tanto, ni Arsenal ni Manchester United han encontrado su mejor versión y el Leicester se confirma como la revelación en este inicio de campaña. Y tampoco nos olvidemos del West Ham, quintos en la clasificación

 

SHEFFIELD UNITED 0-1 LIVERPOOL

Partido muy entretenido y disputado en Bramall Lane. Los Blades jamás fueron una comparsa y tuvieron en serios aprietos a los hombres de Jürgen Klopp. El entramado defensivo planeado por Chris Wilder funcionó a la perfección y en el único error que cometieron consiguió el Liverpool la victoria. El tanto fue de Gini Wijnaldum, que disparó desde fuera del área y marcó con la colaboración de Dean Henderson. El guardameta, que había realizado varias buenas paradas, se confió al intentar blocar un balón raso, entrando por debajo de las piernas del joven arquero cedido por el Manchester United. A pesar de que el resultado fue corto, el Liverpool tuvo alguna que otra ocasión para hacer el resultado más vistoso, pero los palos, Henderson y los fallos propios mantuvieron un resultado corto que seguramente no contentase ni al mánager de los Blades ni a Klopp. El Liverpool sigue con su racha imperial: siete partidos, siete victorias.

 

 

CHELSEA 2-0 BRIGHTON

Y llegó el día. El Chelsea de Frank Lampard consguió, por fin, su primera victoria en Stamford Bridge en Premier League. Y eso que el partido, que a priori parecía sencillo, finalmente no lo fue. Las gaviotas de Graham Potter están en una posición que no les hace justicia. No son muy vistosos, ni tampoco excesivamente certeros. Pero comparten una característica con el Chelsea de Lampard: son atrevidos y no se arrugan. En sus últimos cinco encuentros suman tan sólo dos puntos y está claro que será uno de los equipos que deberá dejarse la piel para salvarse, aunque sin duda este es el camino correcto, a pesar de la derrota. Por su parte el Chelsea salvó un partido que dominó de cabo a rabo pero en el cual le costó abrir la lata. La primera parte la acabó con 21 disparos, siendo un buen resumen de lo acontecido. Hasta la segunda mitad no llegaron los tantos, que fueron de Jorginho de penalti tras ser derribado Mason Mount al comienzo justo de la reanudación y de Willan.  Sexta posición para los pupilos de Frankie, que siguen construyendo una identidad alrededor de los jóvenes blues, como Tomori, Mount o Abraham.

 

 

TOTTENHAM 2-1 SOUTHAMPTON

Acabó en victoria y pudo ser una tragedia para los Spurs de Pochettino, que siguen buscándose a si mismos tras la final de Madrid. En este encuentro hubo dos claros protagonistas para el Tottenham. El primero es Serge Aurier. Ya sabemos que al marfileño a veces le cuesta mantener la cabeza fría y el pasado sábado lo pudimos comprobar, viendo como era expulsado en cuatro minutos tras recibir dos amarillas seguidas en el 27 y 31 de la primera mitad. Esto dejó a su equipo en una posición delicada, que a pesar de ir por delante en el marcador gracias al segundo tanto de la temporada de Tanguy N’Dombele, perdió el control y vio como su renta se esfumaba minutos antes del descanso por culpa de Danny Ings. El segundo protagonista es Hugo Lloris. Precisamente el tanto de los Saints llegó por culpa de un error de bulto del francés en la salida del balón. No calculó bien y ahí estuvo atento Ings para robarle la cartera y marcar a menos de un metro de la línea de gol. Eso si, el campeón del mundo se redimió y consiguió aguantar las embestidas de unos virulentos Saints, que a punto estuvieron de llevarse el gato al agua con ocasiones claras de Ward-Prowse y Maya Yoshida. El gol de la victoria llevó la firma de Harry Kane, asistido por Eriksen en un contraataque poco antes del final de la primera mitad. Cuarto se sitúa el equipo de Pochettino, decimocuarto el de Ralf Hassenhüttl.

 

 

EVERTON 1-3 MANCHESTER CITY

La jornada sabatina concluyó en Goodison Park con un partido muy entretenido entre Toffees y Skyblues. El City se echó rápido encima de su rival, liderados por un Mahrez que aparecía por doquier y un Kevin de Bruyne que poco a poco está opositando para ser, no sólo el mejor centrocampista de la Premier, sino del mundo. Gracias a ellos dos llegó el primer gol para los de Guardiola, tras una gran jugada individual del argelino y un centro escandaloso que se encargó de rematar con la testa Gabriel Jesus. El Everton reaccionó rápido aunque se topó con un colosal Ederson, que fue la pesadilla de Yerry Mina y de Calvert-Lewin. Los toffees empataron con un tanto del propio Calvert-Lewin no exento de suspense, ya que el joven ariete remató un balón de Coleman que iba dentro, estando en una posición que de primeras parecía dudosa aunque finalmente no fue a más. En la segunda mitad Mahrez de falta directa y Sterling dieron la victoria a los citizens, que se mantienen a cinco puntos del líder.

 

 

 

Los otros resultados del sábado fueron BOURNEMOUTH 2-2 WEST HAM, CRYSTAL PALACE 2-0 NORWICH, ASTON VILLA 2-2 BURNLEY y WOLVES 2-0 WATFORD.

 

LEICESTER 5-0 NEWCASTLE

Tremendo correctivo le cayó al Newcastle de Steve Bruce durante el único partido del domingo en la Premier League. Y vamos a ser claros: este Leicester es uno de los equipos que oposita a entrar en el Big-6, sea como sea. Los Foxes de Rodgers funcionan como un reloj y no es casualidad que estén en tercera posición de la clasificación. Solamente han sufrido una derrota, ante el Manchester United hace dos jornadas. Por el resto, impecables. Vencieron al Tottenham, mantuvieron a raya al Chelsea…y vapulearon en esta fecha a uno de los equipos que da la sensación de que sufrirá y mucho para mantener la categoría. El Leicester neutralizó por completo a las Urracas: ni un solo disparo a puerta, 30 por ciento de posesión, cero saques de esquina… La nada más absoluta. Más allá de los tantos de Vardy (doblete), Pereira y Dummett en propia puerta, uno de los protagonistas de la jornada fue el hombre que marcó el quinto y definitivo tanto para los Zorros: Wilfried Ndidi. Cuando pensamos en el todocampista total, con criterio para soltar el balón, oxigenar el juego y ayudar en todo a sus compañeros solemos pensar en otro ex Leicester como N’Golo Kanté. Pero la exhibición del nigeriano nada tiene que envidiar a las del pequeño francés: 92 por ciento de acierto en el pase, 8 entradas con éxito, 10 duelos ganados y un gol. Un recital. Y como dato, decir que gracias a su doblete, Jamie Vardy consiguió su tanto número 85, superando a jugadores como Cristiano Ronaldo y Carlos Tévez, ambos con 84.

 

 

MANCHESTER UNITED 1-1 ARSENAL

El partido a priori más emocionante de la jornada nos dejó un duelo que podríamos catalogar como mediocre. La primera parte fue un aburrimiento total: hasta el minuto 33 no llegó el primer disparo entre los tres palos. Son dos equipos que todavía no han encontrado una dinámica de juego positiva más allá de destellos ocasionales y se nota. Eso si, la segunda parte fue muy entretenida, con muchas alternativas y jugadas vistosas. La primera mitad acabó con el golazo de Scott McTominay. El escocés, cansado del toque inofensivo de su equipo, decidió disparar desde fuera del área para marcar un auténtico golazo desde fuera del área que sin duda fue uno de los goles de la jornada. Tras la reanudación empató Aubameyang con una definición exquisita por encima de De Gea, aunque no sin el suspense típico del VAR. Una vez vista la repetición, se vio claramente como Maguire rompía el offside, habilitando al gabonés tras un gran pase de Saka, el joven debutante de 18 años que entró en el puesto de Lacazette y dejó una muy buena impresión. Mucho ruido y pocas nueces en un duelo de necesitados que antaño hubiese sido un verdadero espectáculo.

 

 

Así queda la clasificación tras siete fechas disputadas:

 

La siguiente jornada nos dejará estos encuentros:

 

Comments are closed.