La juventud blue pide paso

Buena victoria del conjunto blue en Carrow Road(2-3) ante un Norwich muy correoso que jamás dio el partido por perdido. Los chicos de Lampard, con trabajo y sacrificio, fueron capaces de doblegar a los canaries liderados por un certero Teemu Pukki y el habilidoso Buendía. Para los blues, marcaron Mason Mount y Tammy Abraham por partida doble, mientras que para el Norwich Cantwell y Pukki fueron los goleadores

 

A la tercera llegó la vencida. Seguramente fue lo que pensó Frankie Lampard tras el pitido final. No está siendo fácil implantar la nueva filosofía a un equipo que, si bien usaba recursos que también usa esta temporada como la presión alta, todavía le falta cocción. Tampoco podemos olvidar que Lampard ha cogido al equipo en uno de los momentos más delicados de la historia reciente blue, con la salida del mejor jugador de las últimas temporadas como es Eden Hazard y con todo un transfer ban de por medio. Por eso el bueno de Frank ha tenido que tirar de la cantera y por ahora no está yendo nada mal. El Chelsea poseé de las mejores categorías del fútbol inglés y nunca, hasta este momento, fue tenida tan en cuenta.

Cuando en el minuto tres Tammy Abraham marcó el primer tanto del encuentro con un gran disparo colocado tras un centro perfecto de Azpilicueta, la afición blue sonrió. No solo por el gol, sino por la celebración. El chico se fue a celebrarlo con Lampard, con el míster que sí está dando esa oportunidad que tanto reclamaban los jóvenes. La alegría duró poco para el Chelsea, porque el Norwich empataba tres minutos gracias a una gran jugada hilvanada entre Buendía, Pukki y Cantwell, marcando este último con un remate certero dentro del área tras dejar atrás a toda oposición. Los primeros compases, con los primeros goles del partido, dejaban entrever que no iba a ser una tarde tranquila en Carrow Road.

Y ciertamente no lo fue. El ambiente en las gradas, espectacular, dio una nota de color verde y amarilla preciosa. Pero había un jugador que no estaba demasiado contento. Bueno, puede que contento no fuese la palabra. Más bien con ganas de silenciar al público local. Es innegable que una de las sensaciones de este inicio de temporada es Mason Mount. El joven jugador se está convirtiendo en uno de los ídolos de la grada por su trabajo y constancia. Pero claro, todavía es joven, muy joven. Y en Norwich intentaron sacarle de sus casillas con el clásico cántico que se suele cantar a los jugadores jóvenes:”Who are you? Who are you?” Quién eres, quién eres?. Cada córner botado por el 19 blue tenía el canto de banda sonora. Aunque ese cántico desapareció en el minuto 17, después de marcar un golazo por la escuadra tras una buena asistencia de Pulisic. Durante la celebración se señalaba el oído con total descaro. Lógico.

El gol no hundió al Norwich, más bien todo lo contario. El equipo de Farke, recién ascendido, parece un conjunto que lleva años en la Premier. Dominan los tiempos, saben cuando atacar y cuando defender y no tienen ningún miedo. Tienen muy bien aprendido su libreto y además cuentan con jugadores especiales. El primero es Emi Buendía. El argentino, tras su paso en España por Getafe y Cultural Leonesa, es un artista. Presiona y pelea como el que más, algo impropio para lo que suelen ser los jugadores de tres cuartos de cancha. Pero además atesora una gran visión y habilidad para dar el último pase, como se vio en el gol de Pukki que empató el partido. El segundo jugador a resaltar es el goleador, Teemu Pukki. El finlandés es el ídolo total de la grada. Con cinco goles en tres jornadas, cada balón que toca parece gol. Con un gran disparo cruzado, imparable para Kepa, volvió a escuchar su nombre coreado por la grada.

Con el empate nos fuimos al descanso y con la sensación de que esto no acabaría así tras una primera parte vibrante. Cierto es que durante los segundos noventa minutos, el ritmo bajó. El Norwich se vio cercado en su área ante un trabajo de presión brutal por parte de los pupilos de Lampard, que buscaron con ahínco el gol de la victoria. Tras una cabalgada monumental de Kovacic y un pase milimétrico del croata, Tammy Abraham volvía a hacer otro gol con un disparo tremendo desde fuera del área. El gol desencajó al equipo local, que perdió fuelle y poco a poco fue bajando los brazos. En la rueda de prensa posterior David Farke dijo que su equipo había perdido por detalles y es verdad. Ambos equipos tienen motivos para ilusionarse: los jóvenes blues funcionan y el Norwich, de seguir así, venderá muy cara su piel durante toda la temporada.

 

FICHA TÉCNICA

Norwich: Krul; Aarons, Hanley, Godfrey, Lewis; Trybull (Vrancic, min 81), Leitner (McLean, min 81); Cantwell, Stiepermann (Srbeny, min 81), Buendía; Pukki

Chelsea: Kepa; Azpilicueta, Christensen, Zouma, Emerson; Kovacic, Jorginho; Pedro, Mount (Alonso, min 90+1), Pulisic (Willian, min 84); Abraham (Giroud, min 75).

Goles: Cantwell (min 6), Pukki (min 30) / Abraham (min 3 y 68), Mount (min 17).

Amonestaciones: Stiepermann (min 43) / Jorginho (min 33).

Colegiado: Martin Atkinson.

Estadio: Carrow Road.

Comments are closed.