Adrián hace supercampeón de Europa al Liverpool

Emocionante final de la Supercopa de Europa entre el Liverpool y el Chelsea (2-2), con grandes alternativas y con dos equipos rayando a un alto nivel. Tras los 120 minutos de partido y prorroga, Adrián San Miguel se alzaba como protagonista en la tanda de penaltis deteniendo el último lanzamiento blue.

En el arranque del partido planeaba el inicio liguero de cada uno. El Liverpool arrolló en su primer choque, mientras que el Chelsea era arrollado por el Manchester United. Una previa que unido a los antecedentes de ambos equipos hacían presagiar una victoria cómoda de los reds…pero nada más alejado de la realidad.

El equipo de Jurgen Klopp empezó teniendo las ocasiones de gol, con Kepa Arrizabalaga y la defensa de Frank Lampard cuajando una gran actuación y frenando el ataque red, que traía de vuelta a la alineación titular de Oxlade-Chamberlain tras casi año y medio fuera de ellas debido a una lesión.

Sadio Mané, Fabinho y Mohamed Salah tenían las primeras ocasiones claras para los campeones de Europa, pero el Chelsea no se amedrentó y con Pedro como principal arma de ataque metía el miedo a Adrián San Miguel, primero con un disparo lejano y después con un balón en el travesaño en el minuto 21.

A partir de ese momento el Chelsea se engrandeció y el Liverpool se empequeñeció, empezando a gozar de un gran dominio. N’Golo Kante se hacía el dueño del centro del campo con Jorginho de pareja, dejando la creatividad para el trio atacante formado por Giroud, Pulisic y Pedro. De las botas de este último salía la siguiente gran ocasión de gol, dejando solo a Kovacic en el área red, pero un atento Adrián interceptaba la pelota antes de que llegara al centrocampista croata.

Pero en la siguiente ocasión no iba a poder hacer nada. En el minuto 35 N’Golo Kante iba a conducir la pelota a su antojo por la medular, dejando el balón para Christian Pulisic, que con una gran visión de juego unido a un gran desmarque de Olivier Giroud iba a dejar solo al francés, definiendo al primer toque para batir a Adrián. Un gol que recompensaba una buena primera parte blue.

Todavia íbamos a tener tiempo para disfrutar más de Pulisic, que llegó a marcar un gol en una gran jugada personal, pero que iba a ser anulado por arrancar en fuera de juego.

La segunda parte iba a arrancar de una manera muy típica para el Liverpool, es decir, arrollando a su rival. Roberto Firmino entraba al campo por un desaparecido y desbordado Oxlade-Chamberlain, volviendo a tener el dibujo reconocible de tres arriba. Y a la primera ese cambio iba a tener su fruto. Fabinho la metía en el área para el delantero brasileño, que se iba a adelantar a Kepa para poder ceder a Sadio Mané, metiendo gol el senegalés en dos tiempos. Minuto 46 y el partido volvía a estar en tablas.

Los siguientes minutos iban a ser típicos del Liverpool, pero poco a poco el Chelsea iba a parar el huracán red y a traer la calma al partido. Una calma que se iba a romper en el minuto 74 con dos grandes intervenciones de Kepa Arrizabalaga, primero a disparo de Mohamed Salah y después de Virgil Van Dijk, desviando al larguero y posteriormente a corner.

La recta final del partido iba a ser un toma y daca para ambos equipos. Ocasiones para Mason Mount con un gol anulado tras arrancar en fuera de juego, y de Sadio Mané tras un gran pase de Salah, aunque la posición del senegalés también parecía ser ilegal. Pero ninguna acción iba a tener éxito, así que el partido desembocó en la prorroga.

Y esta primera parte de la prorroga iba a tener un arranque similar a la segunda parte. EL Liverpool iba a salir con todo, y primero Joe Gómez iba a tener una ocasión de gol. Pero la segunda ocasión iba a tener un mejor resultado. Mismos protagonistas que en el 1-1, Roberto Firmino llegaba a línea de fondo, iba a ceder a Sadio Mané y el senegalés volvía a marcar para remontar el partido.

Pero la alegría iba a durar poco, ya que en el minuto 100 Adrián San Miguel iba a cometer penalty sobre Tammy Abraham, y Jorginho iba a ejecutarlo magistralmente batiendo al portero español.

La última parte de la prorroga no iba a traer ningún movimiento en el marcador, dándonos paso a la decisiva tanda de penaltys. Una tanda de penaltys que iba a ser casi perfecta, a la excepción del último lanzamiento del Chelsea, que iba a ser atajado por Adrián San Miguel, dando paso a la locura del Liverpool levantando el título de campeón.

FICHA TÉCNICA

Liverpool: Adrián, Gómez, Matip, Van Dijk, Robertson (91′ Trent Alexander-Arnold), Fabinho, Milner (63’ Wijnaldum), Henderson, Oxlade-Chamberlain (45’ Firmino), Salah, Mané

Chelsea: Kepa, Azpilicueta, Christensen (83’ Tomori), Zouma, Emerson, Jorginho, Kante, Kovacic (101′ Barkley), Pedro, Giroud (73’ Tammy Abraham), Pulisic (73’ Mason Mount)

Goles: 0-1 (35’ Olivier Giroud), 1-1 (46’ Sadio Mané), 2-1 (94′ Sadio Mané), 2-2 (100′ Jorginho)

Twitter: @ProyectoPremier @AndresZV

Comments are closed.