Liverpool y Tottenham, a por la Champions League

Liverpool y Tottenham están a un paso de hacer historia. Ambos equipos se enfrentan en la segunda final inglesa de UEFA Champions League. Los reds, ante la posibilidad de ganar su sexto título continental, los spurs, todo un novato en estas lides, en la primera final de esta competición.

Muchos días y muchos partidos han pasado desde que el 18 de septiembre de 2018 diese inicio la competición. El Liverpool era uno de los claros favoritos tras haber llegado a la final de la edición anterior y perderla frente al Real Madrid, y el Tottenham era uno de esos equipos de quien se esperaba un buen papel y llegar a las rondas finales, pero quizás llegar a la final ha sido una de las sorpresas agradables de la temporada.

PSG, Napoles, Estrella Roja de Belgrado, Bayern de Munich, Oporto y F.C. Barcelona han sido los rivales y víctimas del Liverpool, mientras que el Tottenham se ha visto las caras con F.C. Barcelona, Inter de Milán, PSV, Borussia Dortmund, Manchester City y Ajax de Amsterdam. Caminos muy similares y con tintes épicos en algunos casos, como la remontada de semifinales del Liverpool frente al Barcelona y la del Tottenham en semifinales frente al Ajax, o la agonía del partido de vuelta de los cuartos de final frente al Manchester City. Unas gestas que tienen su final en el estadio Metropolitano de Madrid.

Parte el Liverpool como claro favorito por varias razones. La primera es por su participación en la Premier League, donde ha estado peleando el título en una edición donde los reds solo han perdido un partido. La segunda es por su experiencia, ya que para la mayoría de sus jugadores es la segunda final de Champions. La tercera son los precedentes de esta temporada entre ambos equipos, y es que el equipo de Jurgen Klopp se ha impuesto en los dos partidos de Premier League disputados, y ambos por el mismo resultado, 2-1. Y la cuarta y quizás la menos importante es la historia, ya que como hemos dicho antes, cinco títulos adornan las vitrinas de Anfield Road.

Por el lado contrario el Tottenham parte como el menos favorito de los dos. Peores resultados, menos experiencia y menos historia, aunque sin duda el equipo londinense tiene muchísima menos presión, y sinceramente, pensamos que mayor ilusión ante esta ocasión que nunca se había presentado.

Ambos equipos llegan con la casi totalidad de sus plantillas disponibles para esta final. En el Liverpool solo echaremos en falta a Naby Keita, lesionado en la ida de las semifinales. En el Tottenham solo otea en el horizonte la duda del estado de forma de Harry Kane, ausente de los partidos desde abril pasado, y que a pesar de haber entrenado durante estos días pasados, aún no se sabe con certeza como responderá este sábado. Harry Winks, otra de las dudas de los spurs durante estos días, parece que también estará disponible para Mauricio Pochettino.

Madrid será testigo de este gran partido, del que esperamos disfrutar al 100%, y en el que deseamos que gane el mejor.

Twitter: @ProyectoPremier @AndresZV

Comments are closed.