Messi y Ter Stegen frustran a un buen Liverpool

Noche aciaga para los reds (0-3) que deberán hacer un milagro en Anfield tras caer en Barcelona. Los de Jürgen Klopp fueron superiores a su rival, pero un inexpugnable Ter Stegen y dos goles de Messi en el tramo final del partido decantaron la balanza hacia el lado culé

 

Hay veces que es imposible entender las cosas. El Liverpool llegaba a Barcelona con el objetivo de imponer su estilo de juego y conseguir un buen resultado para la vuelta en casa. Ya fuese un empate, ganar o incluso perder por la mínima. Todo era positivo en un partido que dura 180 minutos. Los primeros compases comenzaron bien, con presión alta y jugándose más en campo del Barcelona que en el propio campo de los ingleses. La velocidad de Salah y Mané fueron un incordio para la zaga azulgrana, que no podía pararlos. Mientras tanto en la sala de máquinas, tanto Keita como Fabinho mantenían a raya a un Messi que le costaba aparecer. Pero instantes después llegó el primer accidente. Tras una entrada de Rakitic, Keita comenzó a sentir dolor en el abductor de la pierna derecha y tuvo que retirarse. La entrada de Henderson le privó al Liverpool de la energía y la entrega del senegalés, todo un coche escoba, en pos de un jugador que esta temporada ha dejado muchas dudas entre los propios seguidores reds. En ese preciso instante, el Pool comenzó a perder fuerza en una parcela que es vital defender ante las apariciones de Messi. Si encima a esto le juntas con un Ter Stegen a un nivel excelso, todo se tiñe de negro. Y en esas llegó el gol de Suárez. Minuto 28. Pase filtrado de Jordi Alba para el uruguayo, que remató de primeras al palo corto de Alisson, sorprendiendo al brasileño en su salida. 

Ni mucho menos los de Klopp se sintieron abatidos. El estilo de Klopp no permite relajarse ni un segundo y el equipo inglés retomó su labor de marcar, volviéndose a encontrar con Ter Stegen. Entre la primera parte y la segunda podemos contar hasta 5 intervenciones de mérito, de las que hacen considerar al alemán el mejor portero del mundo actualmente.Tras la reanudación, se sacó dos paradones importantes a Salah y Milner que en circunstancias normales habrían sido gol. Una y otra vez llegaban al área y siempre faltaba ese poquito, eso que hace que un 'uy' sea un gol. Si hasta hubo un balón al palo de Salah que debió ser gol.  Se olía el empate y el Camp Nou estaba callado, con ese miedo latente de que en cualquier momento los ingleses celebrarían el tanto. Hasta que apareció Messi.

La actuación del argentino es la que tantas veces hemos visto. Interviene de manera intermitente, siempre peligroso, esperando el momento. A Messi no le hace falta estar en contacto con el balón permanentemente para ser el mejor argumento que tiene el Barcelona. Simplemente aparece cuando se le necesita. Hoy, sin ir más lejos, hizo su magia en siete minutos. Primero aprovechando un disparo que se estrelló contra el larguero de Suárez que cazó estando en el sitio justo. Y después marcando su gol número 600 tras un lanzamiento de falta impecable. Así es muy difícil. El aficionado del Liverpool y el aficionado neutral se sentirán decepcionados y con razón. Hoy no ganó el mejor equipo. Hoy el partido lo ganó un jugador. Anfield dictará sentencia. El espíritu de The Kop deberá empujar a los suyos para que no caminen solos.

 

FICHA TÉCNICA

Barcelona: Ter Stegen, Sergi Roberto (Aleñá, min 90+3) ,Piqué, Lenglet, Alba, A.Vidal, Busquets, Rakitic , Coutinho (Semedo, min 60) , Messi y Suárez (Dembelé, min 90+2).

Liverpool: Alisson; Gomez, Matip, Van Dijk, Robertson; Milner (Origi, min 84), Fabinho, Wijnaldum (Firmino, min 78); Salah, Mane, Keita (Henderson, min 24).

Goles: Suárez (min 26), Messi (min 75 y 82).

Amonestaciones: Lenglet (min 39), Suárez (min 81) / Fabinho (min 81).

Estadio: Camp Nou.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*