Demasiado Liverpool para el Chelsea

Gran victoria de los hombres de Jürgen Klopp (2-0) que les mantiene en la lucha por la Premier League. Con un juego alegre y resolutivo, los reds arrasaron al Chelsea en dos minutos, con goles de Mane y un golazo de Salah que sin duda estará entre los nominados al gol de la temporada. El plan de Sarri funcionó hasta que los de casa pisaron el acelerador y le pone muy difícil la consecución de la plaza para la Champions, con el United con un partido menos y dos más que el Arsenal, algo que sin duda pesará en la continuidad del técnico italiano de cara a la siguiente campaña

 

Tras la victoria del Manchester City frente al Crystal Palace, el Liverpool estaba obligado a ganar. Los de Anfield, que se mantienen en la pelea por el título con los skyblues desde hace ya unas cuantas jornadas, se enfrentaban a un Chelsea necesitado de puntos para sellar su participación en la Champions League la próxima campaña. Dicho esto, el ambiente en Anfield era espectacular. Más que de lo habitual, no solo por lo que estaba en juego sino porque en los prolegómenos del partido se rindió homenaje a las 96 víctimas de la tragedia de Hillsborough. Tras un emotivo minuto de silencio, comenzó el choque. Los primeros compases del encuentro no tuvieron dominador claro. El Liverpool buscaba dominar el balón, mientras que el Chelsea buscaba hacer daño con jugadas rápidas. Con Eden Hazard como referencia ofensiva, Sarri sabía que su oportunidad iba a llegar. El Liverpool se iba a volcar en ataque, con su fantástico tridente en busca de hacer daño, sumando además las incorporaciones de sus dos carrileros, fundamentales para el buen hacer de su juego.

Pero a ninguno de los dos equipos les salían las cosas como querían. Ambas defensas se plantaron infranqueables y la batalla por el centro del campo la protagonizaron Fabinho y Kanté, amargando la vida de todo aquel que quería pasar. La primera parte, en resumen, no fue un alarde de fútbol ofensivo. Tan solo dos ocasiones claras para cada equipo, pero sin nada más allá de lo común. La nota negativa la puso Rüdiger, que tras un golpe fortuito con Firmino, tuvo que abandonar el campo por una lesión en la rodilla, que presumiblemente le dejará fuera de combate para lo que queda de campaña.

La segunda parte fue muy distinta y particularmente teñida de rojo. Al poco de la reanudación, el Liverpool se adelantó con un gol de Mané, que culminó una gran jugada colectiva con Salah y Henderson como protagonistas. De hecho fue el capitán 'red' quien le dio la asistencia al senegalés para que marcase con la testa sin oposición. Con tiempo apenas para asimilar el tanto, el Chelsea encajaba, un minuto después, uno de los mejores goles que se han marcado en esta campaña. Desplazamiento en largo de Van Dijk para Salah. El egipcio recoge el esférico en el pico del área, recorta y se acomoda el balón en la zurda para después sacarse un tremendo disparo que apenas pudo ver Kepa. El tanto noqueó al Chelsea y puso patas arriba Anfield, con la grada completamente enloquecida. Hasta Sir Kenny Daglish saltó de su asiento en el palco con una tremenda alegría. Sarrí se vio obligado a mover las piezas y el Chelsea, con la entrada de Higuaín ganó una referencia clara arriba, aunque el argentino apenas aportó en lo que es la faceta ofensiva. Liberó a Hazard de su puesto como falso nueve y el belga tuvo dos ocasiones claras, una estrellándose en el palo y la otra bien detenida por un Alisson apenas exigido.

Con el paso de los minutos, ambos equipos bajaron el ritmo y aceptaron el resultado. Para el Liverpool fue excelente, ya que le permite volver al liderato, eso si, con un partido más. Para el Chelsea es un resultado muy peligroso, ya que vuelve a depender prácticamente de que los rivales que tiene por entrar en Champions no sumen más que ellos. Todo, en esta temporada, está que arde en la Premier League.

 

FICHA TÉCNICA

Liverpool: Alisson, Alexander-Arnold, Matip, Van Dijk, Robertson; Fabinho, Henderson (Milner, min 77), Keita (Wijnaldum, min 66); Salah (Shaqiri, min 89), Firmino, Mané.

Chelsea: Kepa; Azpilicueta, Rudiger (Christensen, min 40), David Luiz, Emerson; Kante, Jorginho, Loftus-Cheek (Barkley, min 75); Willian, Hazard, Hudson-Odoi (Higuaín, min 56).

Goles: Mané (min 51), Salah (min 53).

Estadio: Anfield.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*