El Manchester United conquista París contra todo pronóstico

Victoria épica (1-3 / global 3-3) de los diablos rojos,que con 11 lesionados y sin Pogba doblegaron a un Paris Saint Germain que nunca pudo rematar a los ingleses. Los de Solskjaer, con todo en contra, remaron contra viento y marea,remontando hasta en dos ocasiones una eliminatoria que tenía más que perdida. Con un doblete de Lukaku y un gol de Marcus Rashford de penalti, el United se cuela en los cuartos de final de la Champions League por la puerta grande

 

Cuando uno piensa que en el fútbol ya ha visto de todo se suele equivocar. Si miramos las apuestas antes del encuentro, solo los más locos o los seguidores más acérrimos de los red devils pensaban que su equipo iba a remontar. Solskjaer lo había dicho en la previa: iba a ser muy complicado, pero que nadie les diese por muertos. Todavía había que jugar el partido. Y el Dios del fútbol suele ser muy caprichoso. Al PSG le tenía que haber servido de ejemplo el correctivo del Ajax al Real Madrid la noche anterior. Cierto es que con un 0-2 a favor y que el rival tenga 10 lesionados más Pogba sancionado pone mucho peso en la balanza. Además jugando la vuelta en casa, con Mbappé y con Di María en un gran estado de forma…lo dicho, había que creer y mucho.

Poco tardo en torcérsele la noche al equipo parisino. A los dos minutos, una mala cesión de Kehrer le puso el gol en bandeja a Lukaku, que se la robó a Thiago Silva y batió a Buffon con facilidad. La primera en la frente. El gol encendió a los locales, que comenzaron a amasar el balón con una facilidad pasmosa y en el minuto 12, Juan Bernat aprovechaba un pase de la muerte de Kylian Mbappé, empatando el partido y alejando al United de los cuartos. Y no contentos con ello, el PSG siguió a lo suyo, acumulando hasta un 80% de posesión y casi 400 pases en la primera mitad, ante la mirada atónita del equipo de Solskjaer, que perseguía sombras. Además con la lesión de Bailly, los ingleses perdían un integrante importante de la zaga, si bien el gol llega por un doble falló del marfileño, que se tuvo que ir tras una entrada criminal al tobillo de Verratti. La entrada al campo de Diogo Dalot dotó de la velocidad que necesitaba el Manchester United, que se fue al descanso por delante tras un error garrafal de Gigi Buffon. Disparo de Rashford muy lejano, el italiano intenta blocarla pero con el balón mojado se hace imposible. Y ahí apareció, una vez más, el pescador. Lukaku solo tuvo que empujarla, dejando el sueño a un solo paso. A un solo gol.

La segunda parte fue un asedio francés, que veía como su rival se resistía a morir. Pero como en la primera mitad, fue un asedio estéril. De Gea apenas fue exigido por un equipo que cuenta con uno de los arsenales ofensivos más peligrosos del planeta, incluso con Neymar y Cavani fuera de combate. Rashford, Lukaku… los calambres llegaban, las fuerzas iban escaseando. Estaba siendo una lucha de poder a poder. Pero al United lo movió algo de lo que parece que no hay en el PSG: garra. Con Solskjaer dando entrada a los juveniles Chong y Greenwood, los ingleses se lanzaron a por todo. Morir o matar. Y en el minuto 90, cuando parecía que no iba a haber solución, ocurrió el milagro. O mejor dicho, apareció el VAR para hacer justicia. Disparo de Dalot que da claramente en el brazo de Kimpembe. El árbitro principal no lo había visto pero la asistencia si. Tras cuatro minutos de deliberación y tensión señaló penalti.

La responsabilidad cayó sobre el joven Marcus Rashford, que a pesar de su juventud está curtido en mil batallas. Podía haber sido Lukaku y firmar un hat trick antológico, pero no. La hora crítica, el momento crucial, la historia estaba en las botas de un niño de 21. Enfrente, uno de los porteros más grandes de la historia. Cuatro pasos. Toma aire. Gol. El Manchester United, a los cuartos de final firmando uno de los mejores partidos que se recuerda en la historia reciente de la máxima competición europea. Poco importa como te llames, que jugadores tengas. El Dios del fútbol no tiene piedad de nada ni nadie. Y el United, por derecho propio, estará entre los ocho mejores del continente.

FICHA TÉCNICA

PSG: Buffon; Kehrer (Paredes, min 70), Thiago Silva, Kimpembe; Dani Alves (Cavani, min 90+5), Verratti, Marquinhos, Bernat; Draxler (Meunier, min 70), Di María; Mbappé.

Manchester United: De Gea; Bailly (Dalot, min 36), Smalling, Lindelof; Young (Greenwood, min 87), McTominay, Fred, Shaw; Pereira (Chong, min 80); Rashford, Lukaku.

Goles: Bernat (min 12) / Lukaku (min 2 y 30), Rashford (pen min 90+4).

Estadio: Parc des Princes (Francia).

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*