Sin goles pero con cuatro lesiones en el clásico inglés

El partido entre Manchester United y Liverpool termina con reparto de puntos (0-0) pero con la enfermería llena para ambos conjuntos, con cuatro lesiones en el primer tiempo. Ni Solskjaer ni Klopp quisieron arriesgar más de la cuenta en un choque intenso que pudo llevarse cualquiera en las pocas ocasiones

Old Trafford se vestía de gala para el clásico inglés entre Manchester United y Liverpool. Una rivalidad histórica que nadie se quiso perder y los aficionados abarrotaron el "Teatro de los sueños". Un partido importante tanto para los Red Devils como los de Klopp ya que estaba en juego la cuarta posición, cuya lucha es del United, y el liderato, que podía recuperar el Liverpool.

En los primeros 45 minutos no faltó intensidad por parte de ambos conjuntos y eso se tradujo en cuatro lesionados. Solskjaer tuvo que modificar hasta tres veces su equipo, las tres por lesión, mientras que Klopp solo tuvo que realizar un cambio. Ander Herrera y Mata fueron los primeros sustituidos a los 20 minutos de juego y en cuyo lugar entraron Andreas Pereira y Jesse Lingard. Unos instantes más tarde, Firmino también se marchó del encuentro al caer lesionado y dio paso a Sturridge. Por último y para cerrar un aparatoso primer tiempo, Lingard, quien había entrado unos minutos antes, también se fue para la caseta y dio entrada a Alexis Sánchez.

En cuanto al fútbol, choque muy igualado con una ligera ventaja en cuanto a la posesión para el Manchester United pero con ocasiones en ambas áreas. Salah tuvo la más clara en el área de De Gea, nada más comenzar el choque, mientras que Lingard, en los pocos minutos que estuvo, no acertó ante Alisson el que puso ser el 1-0, tras un buen pase filtrado de Lukaku.

La segunda parte tuvo varios momentos destacados. Los de Solskjaer salieron con una marcha más y varias acciones a balón parado metieron a la grada en el choque, aunque no aprovecharon el arreón y ni Pogba ni Alexis Sánchez acertaron. Ante el empuje local, los de Klopp se armaron con la posesión y desinflaron al rival, tomando la iniciativa en el juego. Dos remates de Wijnaldum fueron las ocasiones más claras de los Reds, que no encontraba el gol. Además, el técnico alemán dio entra a Shaqiri y apostó, para los últimos minutos, por un once más ofensivo con cuatro delanteros.

El tiempo pasaba y pasaba y ambos equipos parecían conformarse con el empate ya que ni De Gea ni Alisson tuvieron que hacer grandes intervenciones. En los últimos instantes, un gol anulado al United por fuera de juego de Smailling y un balón peligroso que no remató el central, fue lo más destacado en el empate a cero entre 'Red Devils' y 'Reds'. 

El Liverpool alcanza la primera posición con un punto más que el City, y ya igualado a los mismos partidos, mientras que el United pierde la cuarta plaza a costa del Arsenal, que si hizo sus deberes ante el Southampton.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*