El Manchester City resucita a tiempo

Brillante reacción de los skyblues (2-3) en un partido que remontaron hasta en dos ocasiones. En una primera parte dominada de principio a fin, dos errores acabaron en dos penaltis que anotó Bentaleb. En la segunda mitad, los de Guardiola jugaron con uno menos por la expulsión de Otamendi ante un Schalke que estaba muy cómodo. Con la entrada de Leroy Sané, los ingleses recobraron fuerzas y el alemán hizo honor a la ley del ex con un tremendo golazo de falta directa. En el 90, Sterling aprovechó un error grosero de Oczipka para batir a Fahrmann tras un saque de Ederson, dejando la eliminatoria prácticamente sellada

 

El fútbol tiene cosas que nadie se puede explicar. El Manchester City, fiel a su estilo, dominó el esférico como suele hacer, mareando al rival con posesiones interminables y combinaciones de pases eternas. El Schalke 04 esperaba, paciente, un contragolpe. Eso lo teníamos claro antes de comenzar el encuentro. Sabíamos que era una eliminatoria desigualada, posiblemente en la que más diferencia entre rivales había. De hecho,el City se adelantó pronto, aprovechando un error de la zaga rival. En el minuto 18, Fahrmann y Sané se pusieron a tocar en la frontal del área. Un 'tuya-mía' que supo ver bien el City, saliendo a morder. El central perdió el balón ante David Silva, que se la cedió al Kun para marcar a placer. Hasta el momento, el guión esperado. El City siguió a lo suyo, buscando hacer el segundo sin prisa pero sin pausa.

Pero claro, el fútbol tiene esas cosas que nos sorprenden y en la Champions, en la mejor competición continental, no iba a ser para menos. Minuto 35 de partido. Disparo de Caligiuri que despeja la zaga skyblue sin aprietos. Pero ojo, los jugadores del Schalke protestan. Han visto una mano de Otamendi que el árbitro en directo no ha visto. El colegiado espera las instrucciones del VAR, que le avisa de que están revisando. Según hemos podido saber, había un problema con los monitores del videoarbitraje y el colegiado de campo está a ciegas. Casi cuatro minutos después y fiándose del VAR, Del Cerro Grande señala penalti y le muestra amarilla al argentino. Tras ver la repetición, la mano existe. Y Bentaleb, ex del Tottenham, no falla desde los once metros, marcando en el primer disparo a puerta teutón. Pero esperen, no se vayan. Cinco minutos después, Fernandinho agarra claramente a Sané, volviendo a señalar el árbitro la pena máxima y volviendo Bentaleb a marcar. Dos disparos, dos penaltis y dos goles. Ni el City ni nadie se creía el guión de una noche que parecía que iba a ser de celebración en Alemania. Y así nos fuimos al descanso.

Y si las cosas se podían poner más feas, Otamendi, al cuarto de hora de la segunda parte, veía su segunda amarilla tras una falta en el centro del campo. Con Otamendi expulsado y Fernandinho perdiéndose la vuelta por acumulación de tarjetas, pintaban bastos para los citizens. El equipo de Guardiola se fue apagando, dando la sensación de que un 2-1, visto lo visto, era hasta un resultado positivo. Permitió al Schalke tener más la pelota, dejando la presión alta de lado. Pero faltaba un protagonista. Leroy Sané, ex del Schalke, entraba en escena. El alemán, que volvía al Veltins Arena, había sido aclamado en el cambio por la gran mayoría del estadio. Excepto un sector, que le pitó, era como el regreso del hijo pródigo. No sabemos si eso fue lo que le motivó, pero le dio la vuelta al partido. Tanto fue así que en el minuto 85 y con una gran ocasión para marcar de falta directa, se la pidió a De Bruyne. 

Sané aplicó con dureza la ley del ex, marcando un tremendo golazo de falta que apenas vio Fahrmann, que se estiró sin suerte. El alemán no lo celebró, pero seguro que en el fondo se lo dedicó a los pocos aficionados locales que le abuchearon. Con el 2-2, el partido y la eliminatoria tomaban otro color, más azul claro. Y con el gol de Sterling en el 90, ya si que sí era skyblue. Saque de puerta de Ederson hacia Sterling, que se encontraba descolgado. El inglés aprovechó un error fatal de Oczipka para batir a Fahrmann y sellar una eliminatoria que salvo descalabro histórico, tiene como destino al Manchester City en cuartos de final.

 

FICHA TÉCNICA

Schalke 04: Fährmann, Caligiuri, Bruma, Sané, Nastasic, Oczipka, Serdar, McKennie (Skrzybski,min 77), Bentaleb, Mendyl (Burgstaller, min 65), Uth (Harit, min 90).

Manchester City: Ederson, Walker, Laporte, Otamendi, Fernandinho, Gundogan, De Bruyne (Zinchenko, min 87), David Silva (Kompany, min 69), Bernardo, Sterling, Agüero (Sané,min 78).

Goles: Bentaleb (pen 35 y pen 40) / Agüero (min 18), Sané (min 85), Sterling (min 90).

Amonestaciones: Uth (min 41), Sané (min 73), Burgstaller (min 90+5) / Otamendi (min 37 y 68), Fernandinho (min 43), Ederson (min 90+5).

Estadio: Veltins Arena.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*