Los Wolves prenden Wembley y paran al Tottenham

Remontada de los de Nuno Espíritu Santo que se llevan los tres puntos de Wembley (1-3). El gran tanto de Kane parecía dar una tarde plácida para los Spurs, pero los Wolves dieron la vuelta al electrónico. La derrota complica la vida al Tottenham, que podría perder la segunda plaza

El tercer partido para Tottenham y Wolverhampton en una semana traía algunos cambios en los onces. Ni Mauricio Pochettino ni Nuno Espíritu Santo quería arriesgar en este encuentro, ya que la competición no paraba y el calendario le exige en estas fechas navideñas. Los Spurs llegaban con un plus después de subir hasta la segunda plaza al golear a Everton (2-6) y Bournemouth (5-0).

El conjunto local salió a dominar el choque y llevó la iniciativa en ataque. Los de Pochettino contaron con numerosas oportunidades en los primeros minutos, pero ni Trippier ni Eriksen pudieron superar a Rui Patricio. El meta portugués estaba siendo el mejor de los Wolves aunque no pudo hacer nada en el primer tanto del Tottenham. Harry Kane solucionó su jugada individual con un gran disparo con la izquierda desde la frontal, para abrir el marcador en Wembley (1-0). El asedio de los de Pochettino se prolongó durante gran parte del primer tiempo, aunque con un ritmo menor ya que estaba todo controlado por su parte. Son o Winks tuvieron las últimas ocasiones pero no lograron mover el marcador.

El Wolverhampton, sin embargo, salió con otra cara en la segunda mitad. Los de Nuno Espíritu Santo, con Adama Traore como protagonista, contaron con alguna llegada al área de Lloris aunque no consiguieron materializarlas. El Tottenham, por su parte, parecía no estar fresco y estuvo más a la espera, dándole el balón a los visitantes. Con el paso de los minutos, los Wolves siguieron creciendo y con los laterales prácticamente de extremos, generaron varias ocasiones. Pero fue en un córner cuando llegó el tanto del empate. Willy Boly cabeceó sólo el centro de Moutinho, igualando el marcador y metiendo en problemas a los Spurs.

El 1-1 debía desperar al Tottenham, que tomó el control de la posesión aunque no generó ninguna ocasión de peligro. Los de Pochettino no reaccionaron y la oportunidad no la perdió el Wolverhampton que abofeteó a los Spurs en dos ocasiones, remontando el choque y llevándose los tres puntos. Primero fue Raúl Jiménez a la contra, que finalizó con un tiro ajustado sorprendiendo a Lloris (1-2) y, minutos más tarde, Helder Costa hizo el tercero en una jugada aislada e individual que materializó con la derecha (1-3).

El 1-3 corta de raíz la progresión del Tottenham que podría perder la segunda posición de la Premier League. En una oportunidad única para acercarse al Liverpool, no fueron capaces de mantener la ventaja y fueron sorprendidos por el Wolverhampton, que fue mejor en la segunda parte.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*