El Liverpool oposita para ser campeón

Partido perfecto de los hombres de Klopp (5-1) que apenas concedieron ni un palmo de terreno a un equipo que se puso por delante y cuya ventaja duró exactamente 90 segundos entre el gol del empate y el que les ponía por delante. El Arsenal no fue rival para una escuadra que es un auténtico torbellino rojo. Todos atacan, todos defienden, todos ejecutan su rol con precisión milimétrica. Los tres goles de Firmino, Salah y Mané neutralizaron el tanto de Maitland-Niles y ponen a nueve puntos a su equipo, asentando más si cabe al equipo de Mersey en la cabeza de la tabla

 

Aficionados reds, este parece ser el año. Se acabó la espera. Se acabaron las bromas, las referencias al resbalón de Gerrard ante Demba Ba. Este Liverpool tiene toda la pinta de ser aquel que acabará con la maldición de la era Premier League y hará celebrar a su afición tantísimos años después un trofeo de competición doméstica. Porque seamos sinceros, este equipo no parece tener techo. Incluso los aficionados de otros equipos lo saben. El enfrentarse a este Liverpool hoy por hoy significa una sentencia de muerte, noventa minutos de sufrimiento ante la máquina de hacer goles de Klopp. Con una presión y ritmo exuberante, los hombres de rojo no parecen tener límite, ni físico ni psíquico. Ellos corren siempre hacia el esférico, sin importar si van por detrás o por delante en el marcador. Hoy ocurrió justo eso. El Arsenal aguantó los primeros envites de la bestia roja y se encontró un gol bien trabajado, con presión en la salida de los locales que acabó por marcar Maitland-Niles tras una gran asistencia de Iwobi. Y ahí se acabó el Arsenal.

Como si de un bólido de carreras se tratase, el Liverpool se encendió y tardó poco menos de un minuto y medio en empatar por medio de Firmino, que aprovechándose de varios rechaces entre los defensas del Arsenal tras una internada de Salah, batió a Leno sin ni siquiera mirar en el momento del disparo. Noventa segundos después, el propio Firmino, esta vez tras un robo de Sadio Mané en la medular, se regateó a medio Arsenal para marcar con una definición elegante a Leno y poner la locura en las gradas y a su equipo por delante. Muy fácil.

El partido contnuó su curso, con el Arsenal más preocupado por no encajar que por intentar darle la vuelta al partido. Y claro, en esa testitura, el Liverpool está cómodo. Minuto 32: pase de Robertson  a la espalda de la zaga gunner que recoge Salah y el egipcio, de primeras, se la regala a Mané para hacer al primer toque el 3-1. Antes del descanso, Sokratis derribaba a Salah en el área y el propio jugador marcaba el 4-1, cerrando una primera parte colosal.

A pesar de tener el partido del año frente al City el próximo dia 3 de enero, el Liverpool siguió jugando al mismo ritmo, controlando todas las facetas de un partido que ya era suyo por completo desde el minuto 16. El Arsenal, que no veía como salir del tunel, buscó de alguna manera hacer algo, pero en apenas dos minutos tras la reanudación recibió tres ocasiones claras de gol que le hicieron olvidarse de cualquier idea peligrosa. En el minuto 65, Lovren caía tras un forcejeo con Kolasinac, significando el segundo penalti a favor de los reds, aunque este mucho más dudoso que el primero. El que no dudó fue Firmino, que marcó la pena máxima para sellar su triplete y cerrar un partido que tras la manita dejó completamente de tener sentido. El pensamiento común es que este Liverpool, si no tiene mala suerte con las lesiones, será campeón tarde o temprano. El día 3 de enero será su primera gran final por el trono. Y su candidatura es la más firme.

 

FICHA TÉCNICA

Liverpool: Alisson; Alexander-Arnold, Lovren, van Dijk, Robertson (Clyne, min 83); Wijnaldum (Lallana, min 78), Fabinho; Shaqiri, Firmino, Mané (Henderson, min 62); Salah.

Arsenal: Leno; Lichtsteiner, Mustafi (Koscielny, min 46), Sokratis; Maitland-Niles, Xhaka, Torreira, Kolasinac (Guendouzi, min 80); Ramsey, Iwobi; Aubameyang (Lacazette, min 71).

Goles: Firmino (min 14, 16 y pen 65), Mané (min 32), Salah (pen 45+2) / Maitland-Niles (min 12)

Amonestaciones: Robertson (min 26) / Xhaka (min 33), Sokratis (min 90+2).

Estadio: Anfield.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*