El último rodeo de Wayne Rooney

El legendario delantero inglés disputará hoy su último encuentro con los Three Lions en el emblemático Wembley para despedirse definitivamente de la selección. Lo hará frente a Estadios Unidos, selección del país en el que juega actualmente. Lejos queda ya su debut contra Australia en el 2003

 

Las leyendas nunca desaparecen. Ese es el leit motiv del encuentro que se jugará en Wembley esta noche frente a Estados Unidos. Poco importa el rival, lo que más importa es que será la última vez que veamos a Wayne Rooney vestido con una de las camisetas más importantes en el mundo del fútbol. A pesar de haberse retirado definitivamente del fútbol internacional en 2017, Gareth Southgate decidió llamarle para rendirlo homenaje. Esta decisión ha sido muy discutida en los medios de las Islas, ya que consideran que el jugador no tiene el nivel suficiente como para volver con el combinado inglés. A pesar de todo, la decisión es firme y hoy jugará frente a su público.

Cuando hablamos de Wayne Rooney no hablamos de un jugador corriente. Estamos hablando del segundo jugador con más internacionalidades y del máximo goleador historico de los Three Lions. Con 119 partidos, solamente el emblemático Peter Shilton, con 125, le supera. En cuanto a los goles, 53 en total, superando a artilleros como Sir Bobby Charlton (49), Lineker (48), Greaves (44) y Michael Owen (40). Podemos decir con total seguridad que Wayne Rooney ya está en el Olímpo de Inglaterra sin todavía haberse retirado del fútbol.

Su debut se produjo un 12 de febrero de 2003 en Upton Park frente a la selección de Australia. Los socceroos aplastaron con dureza (1-3) al combinado dirigido por Sven Goran Eriksson en plena preparación para la Euro 2004. Los ingleses cayeron en aquel torneo frente a la subcampeona, la Portugal de Rui Costa, Cristiano Ronaldo y compañía. A partir de ahí, Wayne Rooney fue ganando importancia en los Three Lions, llegando a convertirse en capitán tanto en la selección nacional como en su club, el Manchester United. Marcó su primer tanto contra Macedonia en 2003, en plena fase de clasificación para la Euro.

Disputó tres Eurocopas (Portugal 04, Polonia/Ucrania 12 y Francia 16) y tres Mundiales (Alemania 06, Sudáfrica 10 y Brasil 14), marcando solamente en este último un tanto, por los seis goles marcados en Eurocopa (cuatro en Portugal). Y así, poquito a poco, se fue forjando la leyenda de uno, sino el que más ha marcado a la Inglaterra de este siglo. Será un momento muy emotivo, historia del fútbol inglés y del fútbol mundial en general.

Por lo que respecta al partido en sí, Inglaterra y Estados Unidos se han visto las caras un total de 10 veces, con siete victorias para los ingleses, dos para los norteamericanos y un empate. La diferencia de goles es abismal, con 36 para los Three Lions y 9 para sus rivales. El mejor resultado obtenido por los ingleses fue un 0-10 en suelo americano en 1964. Los americanos no ganan a Inglaterra desde 1993 (2-0).

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*