Vichai Srivaddhanaprabha, la sonrisa del Jefe

El Leicester confirmó el fallecimiento de Vichai Srivaddhanaprabha, dueño del club, junto a otras cuatro personas tras el accidente que sufrió el helicóptero del tailandés al finalizar el partido ante el West Ham. El propietario llegó a la ciudad de East Midlands en 2010 y fue uno de los artífices de una de las mayores gestas deportivas de la historia, la Premier League en 2016 de los ‘Foxes’

La fatídica noticia del fin de semana se confirmaba el domingo a las 22:00 horas. El Leicester, a través de un comunicado en sus RRSS, anunciaba que el propietario del club, Vichai Srivaddhanaprabha, fallecía en el accidente sufrido por su helicóptero al término del partido entre Leicester y West Ham. El helicóptero sufrió un problema cuando ya estaba sobrevolando el estadio y, segundos más tarde, se estrelló en un descampado cercano al King Power Stadium, dejando cinco fallecidos. El mundo del fútbol está de luto tras la perdida del tailandés, uno de los artífices del milagro que realizaron los ‘Foxes’ en 2016 al proclamarse campeón de la Premier League. Se echará mucho de menos a ‘The Boss’, como le llamaban los jugadores de su equipo.

Y es que la historia de los ‘Fearless Foxes’ emocionó a todo el mundo, no solo del fútbol y del deporte, sino a todos los que sueñan en conseguir algo. Fue una gesta dedicada a aquellos que no dejan de intentarlo día tras día y que por mucho que esté todo en su contra, su perseverancia, trabajo y por qué no decirlo, una pizca de suerte, les permite llegar al objetivo. El señor Srivaddhanaprabha era una de esas personas. Todo comenzó en una pequeña tienda libre de impuestos en Bangkok, allá por 1989. Tiempo después esa pequeña tienda se convirtió en King Power, la mayor franquicia de tiendas ‘duty-free’ de todo Tailandia. Incluso el rey de Tailandia le permitió en el año 2009 usar la palabra ‘King’  tras una Orden Real. Siendo la séptima fortuna más grande en el país del sureste asiático, su siguiente objetivo se convirtió en hacerse con un club de fútbol, una de sus grandes pasiones.

Así, en 2010, el magnate tailandés se hizo con el Leicester City. Cuando llegó, los zorros vivían momentos complicados. Era un club en permanente guerra. Su anterior propietario, Milan Mandaric, había sido dueño del Portsmouth y fue el principal causante de la ruina en la que se encuentra todavía a día de hoy el ‘Pompy’. Sin estabilidad ni aparente futuro, la llegada del señor Srivaddhanaprabha fue un alivio, aunque contemplado con cierta cautela por muchos. Algo que es lógico, ya que fue en plena fiebre de la llegada de inversores extranjeros a las Islas, siendo mayormente un auténtico fracaso. Pero el señor Srivaddhanaprabha no era uno de esos. Él tuvo que trabajar desde abajo para llegar a lo que fue y sabía perfectamente lo que tenía que hacer. Aquellos que tuvieron la suerte de conocerlo dicen que era una persona amable, muy cariñosa con sus empleados, siempre pendiente de todos ellos y de sus familias. Decía Harry Maguire en su cuenta de Twitter que durante todo el Mundial había estado en permanente contacto con él. Los aficionados de su club también le querían y era muy comprensible. No solo salvó a su club de la ruina sino que, dos años después de su llegada, los Foxes se proclamaron campeones de la Championship de manera brillante y volviendo al mejor escenario del mundo, la Premier League.

Lo que pasó después ya lo conocemos. El equipo que estuvo en descenso durante toda la campaña y que se salvó gracias al buen hacer de Nigel Pearson. El mismo entrenador que meses después sería despedido por culpa de un escándalo con prostitutas durante la gira del Leicester por Tailandia en el cual su hijo fue uno de los protagonistas. Llegó Ranieri, al que llamaron muchos medios como el ‘Tin Man’ (hombre de hojalata). ¿Qué el Leicester iba a ganar la Premier? Se pagaba 5000 a 1. Pero los zorros de Vichai Srivaddhanaprabha rompieron todos los límites y hegemonías. Empezaron a sumar puntos de manera indiscriminada, venciendo a Chelsea, Manchester City, Liverpool… Todo el mundo decía la misma frase: ‘Ya se les acabará la cuerda’. Pero la cuerda nunca se acabó y gracias al empate del Chelsea con el Tottenham en la penúltima jornada, el Leicester hizo historia y se proclamó campeón de la Premier League por primera vez en su historia.

El sueño de Vichai Srivaddhanaprabha se había convertido en realidad. Su ambición se manifestó en forma de Premier League. Dijo que ayudaría al club y lo llevó a cotas que ni siquiera los más soñadores se hubiesen atrevido a soñar. Comentó el propio Schmeichel que, cuando le ficharon los ‘Foxes’, Srivaddhanaprabha le dijo que en seis años estaría jugando Champions League. Y no se equivocó.

Su repentino fallecimiento ha sacudido los cimientos del mundo del fútbol. Todos los clubes de Inglaterra, la FA, la Premier, numerosos equipos de todas las partes del globo han querido rendirle homenaje. Desde aquí, el staff de Proyecto Premier al completo deseamos que descanse en paz y le enviamos nuestras más sinceras condolencias a toda la familia del Leicester City.

 

Descanse en paz, Boss.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*