El Liverpool paga su racanería

Un Liverpool en su versión más ramplona perdió por la mínima (1-0) ante un Napoli que buscó con más ambición la victoria y terminó encontrando recompensa al borde del descuento por medio de Insigne. Pobre cómputo ofensivo de los ‘reds’, que no ejecutaron ningún disparo entre los tres palos en todo el encuentro. Naby Keita se retiró lesionado en el primer tiempo.

Excesivamente timorato se presentó el Liverpool en su visita a Italia. Como un ratón que olisquea el trozo de queso, pero que también ha divisado la trampilla y no encuentra la manera de hacerse con él. El anzuelo lo supo poner un Napoli que ató a la perfección al conjunto inglés y acabó machacándole cuando no quedó margen de reacción posible. Como si estuviera calculado.

Ninguna instantánea relevante nos dejó un primer tiempo de tanteo, excepto la de un Naby Keita dolorido que se vio obligado a dejar la batalla cuando ni se alcanzaban los 20 minutos. Ninguna foto para el cromo de Ospina y solo un sucedáneo de tal de Alisson, que tuvo que responder en un remate poco ortodoxo de Milik. Quizás por los escasos precedentes entre ambos (solo dos enfrentamientos), se imponían el respeto y la cautela. Ni rastro de los atacantes ‘reds‘, a quienes había que encontrar con prismáticos en San Paolo.

Sería injusto, no obstante, poner el foco en Mané, Salah y Firmino (algo mejor el brasileño), porque nadie parecía caldear los ánimos en lo que a ir a por el partido se refiere. Y es que no remató ni una sola vez entre palos el conjunto de Jürgen Klopp. El peor balance en ataque que se recuerda con el alemán en el banquillo. Los ‘reds’ se dedicaron a guardar la ropa y les terminó cayendo un jarro de agua fría. Mertens avisó antes haciendo temblar el larguero de Alisson e Insigne finalmente impartió justicia en el 89′. Era retrasar lo inevitable porque se veía venir y la bofetada llegó en el cachete donde más duele.

La derrota final en San Paolo brinda al Napoli momentáneamente la primera plaza del grupo en detrimento de un Liverpool que no hizo un calentamiento fructífero para recibir el fin de semana al Manchester City, el coco de la competición. No es buen momento para dudar y dejar la escopeta sin cargar. Guardiola quiere venganza.

 

Ficha técnica:

Nápoles: Ospina; Maksimovic, Koulibaly, Albiol; Mario Rui, Allan, Fabián (Verdi 68′), Hamsik (Zielinski 81′); Callejón, Insigne y Milik (Mertens 68′).

Liverpool: Alisson; Alexander-Arnold, Gomez, Van Dijk, Robertson; Milner (Fabinho 75′), Wijnaldum, Keita (Henderson 19′); Salah, Mané (Sturridge 88′) y Firmino.

 

Goles: 1-0 min.89 Insigne.

 

Twitter: @ProyectoPremier / @velooci

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*