España neutraliza a una débil Inglaterra

Buen partido (1-2) el que pudimos disfrutar en Wembley entre dos selecciones que llegaban al encuentro en estados distintos. Mientras la Inglaterra de Southgate llegaba tras el gran cuarto puesto conseguido en el Mundial de Rusia, España buscaba empezar de cero con Luis Enrique a los mandos. Los españoles supieron paliar defectos que cometieron en la cita mundialista pero los ingleses no fueron los mismos. Rashford adelantó a los ingleses pero los goles de Saúl y Rodrigo le dieron la primera victoria a La Roja en la nueva Liga de Naciones

 

Siempre apetece ver un Inglaterra-España. Siendo uno de los mejores partidos europeos y en el majestuoso Wembley, era una cita obligada. Y había mucha expectación por todo lo que rodeaba al encuentro. Primero, porque queríamos volver a ver a esa Inglaterra que nos hizo vibrar en Rusia. Segundo, por la revolución acometida en la selección española: nuevo técnico, nuevos jugadores, otros que ya no están como Piqué o Silva… Digamos que había alicientes para pasárselo bien.

Y la verdad es que así fue, ya que apenas a los diez minutos de partido, Inglaterra se adelantaba en el marcador con un gol de Marcus Rashford tras una contra de libro bien ejecutada. Robo de Harry Kane, que descarga al flanco izquierdo para Luke Shaw. El carrilero del United llega hasta el pico del área, centra y con toda la defensa española mal colocada, el joven ariete del United batió con precisión a su compañero de equipo, David De Gea. Pero no iba a quedar ahí la cosa, porque dos minutos después, España pagó con la misma moneda a la zaga inglesa. Conducción profunda de Carvajal, pase filtrado para Rodrigo y el jugador del Valencia le deja el balón a Saúl, que llegaba desde atrás, para batir con un buen disparo raso a Pickford. Dos goles en un cuarto de hora que decía mucho de las intenciones de ambos equipos.

Los dos pelearon con sus armas. Mientras que España se defendía con mucha posesión y toque, Inglaterra esperaba el error que le permitiese salir en tromba. Durante muchos minutos tuvimos una serie de alternativas que permitieron al espectador disfrutar. Lo curioso es que España, una de las selecciones más “bajita” se adelantaría a balón parado, el arma preferida de los Three Lions. Falta escorada botada por Thiago, Maguire se duerme y Rodrigo, más listo que ninguno, se coloca solo al primer palo para rematar a placer. La inteligencia del delantero sorprendió a la zaga inglesa, que no se esperaba encajar así. De hecho, hasta 6 hombres pidieron fuera de juego, aunque la repetición no dejaba lugar a la duda. Uno de los detalles positivos del partido para los aficionados del Chelsea fue el debut oficial de Marcos Alonso, que cuajó un partido sin demasiados lujos pero dejando entrever que es un jugador que puede aportar.

La segunda parte comenzó de manera un tanto accidentada. En el minuto 47, Luke Shaw y Dani Carvajal chocaban de manera fortuita. El peor parado fue el carrilero del Manchester United, que tras golpearse con el lateral del Real Madrid, impactaba con la cabeza en el suelo. Se vivieron minutos de auténtica tensión, ya que la realización no nos mostró de nuevo el choque, temiéndonos algo muy serio. Salió del campo siete minutos después, inmovilizado y con oxígeno. Afortunadamente, la propia Federación Inglesa confirmó que el lateral salió por su propio pie y hablando por teléfono con su familia. Todos pudimos respirar tranquilos.

El golpe, el parón, la tensión… Fuese lo que fuese, el caso es que el partido perdió mucha intensidad. Muchos jugadores estaban preocupados por lo que había sucedido, sobre todo el propio Carvajal. El encuentro se nutrió de fallos, imprecisiones, faltas infantiles y muy pocas ocasiones. Y las pocas que tuvieron los locales las solventó un estupendo De Gea, que volvió a parecerse al mejor portero de la Premier League de la campaña anterior. Solo Inglaterra volvió a ser la que era a partir del minuto 75 aproximadamente. Con una presión alta, los de Southgate consiguieron embotellar a los españoles, que estaban más preocupados en dormir el encuentro que en finiquitarlo. La última jugada del partido fue clave, ya que los Three Lions vieron como el colegiado les anulaba un gol de Danny Welbeck por falta del delantero del Arsenal sobre David De Gea, algo de lo que se quejaron mucho los ingleses. Minutos antes, el propio De Gea había sacado dos claras a Rashford, junto con una mano espectacular que también le sacó al delantero del United en la primera parte.

Es difícil sacar conclusiones, pero lo que si podemos decir es que Gareth Southgate debe volver por los fueros que le hicieron llegar hasta las semis de un Mundial. Quizás no hace falta elaborar y ser más directo. Aprovechar más la estrategia, la pizarra. No todo es jugar al toque. Pero que los aficionados a los Three Lions estén tranquilos. El martes, frente a Suiza, veremos una mejor versión seguro.

FICHA TÉCNICA

Inglaterra: Pickford; Gomez, Maguire, Stones; Trippier, Henderson (Dier, min 64), Lingard, Dele, Shaw (Rose, min 53); Rashford (Welbeck, min 90+4), Kane.

España: De Gea; Carvajal, Nacho, Sergio Ramos, Alonso (Iñigo Martínez, min 87); Saul, Busquets, Thiago (Sergi Roberto ,min 80); Isco, Rodrigo, Aspas (Asensio, min 68).

Goles: Rashford (min 11) / Saúl (min 13), Rodrigo (min 32).

Amonestaciones: Henderson (min 18), Shaw (min 42), Stones (min 66), Rose (min 90+4) / Carvajal (min 84).

Árbitro: Danny Makkelie (Holanda).

Estadio: Wembley.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*