Una carta para Dempsey

El futbolista estadounidense Clint Dempsey, ex de Fulham y Tottenham, se retira y esta casa ha querido dedicarle unas palabras.

Querido Dempsey:

Tras casi 35 años y medio desde que vinieras al mundo desde Nacogdoches, una pequeña ciudad de Texas de poco más de 30.000 habitantes, has decidido colgar las botas. Y qué mejor que hacerlo desde tu país de origen, una nación donde el deporte rey no es este fútbol, pero que a buen seguro te recordará por ser el máximo goleador con Estados Unidos y el único en anotar en tres mundiales. Hasta que algún ‘guapo’ supere tus 57 goles con el combinado nacional norteamericano, licencia para sacar pecho… ¡concedida!

Los Seattle Sounders y la MLS han visto tus últimas trastadas con la pelota, aunque fue en Londres donde tu nombre comenzó a provocar estruendos. Un traspaso de 4 millones de dólares te mandó con las maletas al eternamente romántico Craven Cottage junto a tus compatriotas Brian McBride y Carlos Bocanegra. Con ello, Fulham se erigió en el impulsor perfecto en tu cometido de brindarle el mejor homenaje a tu hermana fallecida Jennifer. Un feudo, un barrio y compañía perfectas para construir una historia poética.

Sin ser excelente en nada, te precedía la virtud del oportunismo futbolístico en el mejor de los sentidos. Y es que nadie podía catalogarte en una demarcación fija. Te vimos de extremo sin tener velocidad vertiginosa, de mediapunta sin la excelencia del último pase, incluso de delantero lejos de ser un ariete al uso. ¿¿De qué narices jugabas, Clint?? Pero, ¿sabes qué? No desentonabas en ningún lado. Coincidencia o no, llevaste al Fulham a lo más lejos de su historia en Premier (séptima posición), exhibiendo su escudo por el continente hasta el punto de ubicarte ¡en una final de Europa League! No acabó el título en Craven Cottage desgraciadamente, pero la mismísima Juventus de Turín lleva escrito tu nombre en su lista de verdugos. Eso habrá que contarlo, ¿eh?

Pero tampoco vamos a dorarte la píldora todo el rato Clint, porque en el otro barrio de Londres las cosas no salieron tan a pedir de boca, ¿no? Y es que White Hart Lane y Clint Dempsey no llegasteis a ser vasos comunicantes. Tu sitio estaba en Fulham, donde volviste un año después para decir adiós a Inglaterra con la emoción de que haberos encontrado os ha ennoblecido enormemente a ambos. Y nosotros, los sensibleros de esta gran competición, aprovechamos para quitarnos el sombrero porque será difícil volver a ver otro Clint Dempsey. ¡Mucha suerte, Deuce!

Atentamente,

El equipo de Proyecto Premier

 

Twitter: @ProyectoPremier/@velooci

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*