El Brighton deja en evidencia al Manchester United

Brillante partido de los seagulls (3-2) que vuelven a ganar por segunda temporada consecutiva al Manchester United en el Amex Stadium. Los pupilos de Chris Hughton no dieron apenas opción a réplica a un equipo que se desangra en la parcela defensiva. Los goles consecutivos de Murray y Duffy en la primera media hora fueron un mazazo que no pudieron superar. A pesar de la rápida respuesta de Lukaku, la primera parte terminó con un penalti de Bailly y el gol de Gross. Pogba solo pudo recortar distancias en el 94′, pero para nada maquilló un partido sonrojante a todos los niveles

 

Se volvió a repetir la historia. Otra vez el United volvió a tropezar con la misma piedra. El Brighton, con un presupuesto muy inferior, volvió a ser la némesis de un Manchester United que, a pesar de ser la segunda jornada, no parece tener rumbo. Mourinho hizo mucho hincapié durante el verano pidiendo fichajes, particularmente en la defensa. No se los concedieron más allá de la llegada del joven Dalot y hoy quedó patente de que las quejas del portugués eran lógicas. Tanto Bailly como Lindelof hicieron aguas por todas partes, siendo superados constantemente por Murray, Knockaert y los pases a la espalda de Pascal Gross. Y así es muy difícil. Cuando el portugués tiene que formar la alineación, no tiene muchas alternativas. Un Luke Shaw con sobrepeso y falto de forma, un Young que a pesar de rendir decentemente no juega en su posición y sus centrales que no dan apenas seguridad. Mal panorama tiene el portugués, que ya es el primero en las quinielas para ser destituido.

Así se entiende que el United jamás transmitiese seguridad defensiva. El primer gol, en el minuto 25, llega por un fallo de comunicación entre Young y los dos centrales. March da un buen pase al corazón del área y Murray, con mucha clase, remató con el exterior. Dos minutos después, un error coral al no despejar un balón tras un saque de esquina terminó con Duffy recogiendo el rechace y mandándolo a las mallas. Minutos después, un despiste en la zaga local acabaría con un gol de Lukaku, tras pescar un balón mordido en el corazón del área pequeña. Y hasta ahí el United en ataque. Tendríamos que esperar hasta casi el minuto 80 para ver la primera y única parada de Matthew Ryan en todo el partido. Al filo del descanso, otra vez Bailly cometería un error, derribando a Gross y permitiendo que el alemán anotase de penalti en el 44′. Con esto concluyó la primera parte, con la alegría en las gradas del Amex y un visiblemente enfadado Mou que abandonó el campo antes del penalti.

En la segunda parte no pasó nada. Y fue por dos motivos: al Brighton no le interesaba que ocurriese nada y al Manchester United no le salía nada. Ni con la entrada de Rashford, Lingard y Fellaini pudo el equipo de Manchester inquietar a las gaviotas. Nada. No sería hasta el 94 cuando Pogba ejecutó un penalti que había cometido Duffy sobre Fellaini. Poco más que añadir en un partido que el equipo local bordó y el visitante tiró por la borda gracias a su inseguridad y falta de ideas. Le queda mucho trabajo a Mou si quiere comerse el turrón.

FICHA TÉCNICA

Brighton: Ryan, Montoya, Dunk (Balogun, min 20), Duffy, Bong, Propper, Stephens, Gross (Kayal, min 90+3), March, Knockaert, Murray (Locadia, min 90).

Manchester United: De Gea, Young, Lindelof, Bailly, Shaw, Pereira (Lingard, min 46), Fred, Pogba, Martial (Fellaini, min 60), Mata (Rashford, min 46), Lukaku.

Goles: Murray (min 25), Duffy (min 27), Gross (pen ,min 44) / Lukaku (min 33), Pogba (pen, min 90+4).

Amonestaciones: Murray (min 67) / Martial (min 45+2).

Estadio: Amex Stadium.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*