El Tottenham se impone en un partido lleno de altibajos

El equipo de Pochettino se ha impuesto por 1-2 en St.James Park, al Newcastle, gracias a los goles de Vertonghen y Alli, que contrarrestaron el tanto de Joselu. En un encuentro bastante equilibrado, que fue de más a menos con bastante intensidad, y con bastantes imprecisiones de ambos equipos.

El encuentro comenzó con un ritmo de intensidad muy alto, con alternativas de ambos equipos, y con un Tottenham que no era capaz de apoderarse del timón del encuentro. Los goles no se hicieron esperar, y ambos conjunto tuvieron la oportunidad de darle actividad al electrónico. Lo estrenó Vertonghen, en un córner botado por Eriksen, que peinó Davinson Sánchez y remató Vertonghen en boca de gol. Posteriormente, el equipo de Rafa Benítez le dio una marcha más al partido, y logró igualarlo rápidamente, con un buen cabezazo de Joselu en el primer palo, y poco después Dele Alli, remató de cabeza en El Segundo palo, un centro perfecto de Aurier desde el costado derecho.

Tras ese segundo tanto, que confirmaba un comienzo de encuentro de locura, el equipo dirigido por Mauricio Pochettino tuvo unos minutos de control, dentro de un inicio que estaba siendo eléctrico. Aunque no fue capaz de coser un partido que ya estaba roto de fábrica, pues el Newcastle, plenamente consciente de aquello a lo que tenía que jugar, no perdió la cordura en ningún momento, y siguió buscando la portería contraria con insistencia, y con cierto peligro en algunas acciones. No obstante, conforme fueron pasando los minutos, los locales iban perdiendo fuelle, tanto en la frecuencia con la que atacaban, como en el peligro que llevaban los locales. Lo que le permitió definitivamente controlar mejor el partido al conjunto londinense hasta el descanso.

El segundo tiempo comenzó de forma bastante inestable para ambos conjuntos, con un Tottenham bastante incapaz de controlar el encuentro, aunque conforme el encuentro se iba aproximando a la hora de juego, estaba mostrando una enorme irregularidad en su juego, pues en algunos tramos mostraba su gran superioridad de técnica y daba sensación de peligro, ante la fragilidad defensiva de los locales. Sin embargo, en otras fases en las que el Newcastle se aplicaba más en presionar y buscar él área contraria, mostraba una gran inestabilidad futbolística, y una gran incapacidad para sacar la pelota jugada, y para aguantar el esférico.

Después de los primeros minutos, la segunda parte llegó al ecuador, y con la entrada de Dembélé, el conjunto que hoy vistió de verde, logró el equilibrio en el juego, que tanto ansiaba, y aguantando el cuero con una circulación más lenta, logró contrarrestar el ímpetu ofensivo de los locales que perdió mucho peligro en sus intentos de llegar al ataque. Con la llegada del último cuarto de hora, el encuentro se dirigía a lo que pretendían los visitantes que estaban arriesgando, al no buscar con claridad otro gol más que ampliase la ventaja, o al no dedicarse a defenderse esa mínima ventaja.

En el tramo final de juego, el Newcastle buscó el empate dando palos de ciego, aunque tuvo algún tramo de lucidez, con la ocasión del debutante Rondón, que envió el balón a la madera, aunque careció de regularidad a la hora de atacar, y fruto de ello, el partido terminó en territorio de los locales, con diversas posesiones largas de los spurs, que cerraban así un encuentro con escasa brillantez, y en el que sus mejores jugadores, no han mostrado un buen nivel.

Ficha técnica

Newcastle: Dubravka; Yedlin, Clark, Lascelles, Dummett; Diame, Shelvey, Ritchie; Kenedy; Perez, Joselu.

Tottenham: Lloris; Aurier, Vertonghen, Sanchez, Davies; Dier, Sissoko; Eriksen, Alli, Lucas; Kane.

Goles: 0-1, min.8, Vertonghen. 1-1, min.11, Ritchie. 1-2, min.18, Alli.

Estadio: St.James Park

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*