Bélgica le arrebata el bronce a Inglaterra con dos zarpazos

Los chicos de Southgate se quedaron a las puertas del tercer puesto (2-0) tras perder contra una Bélgica que fue superior en muchos tramos del partido. Los ingleses apretaron sobre todo en la segunda parte, pero con dos contraataques finalizados por Meunier y Hazard, se acabó el sueño de conseguir el mejor puesto desde 1966 e igualaron el de Italia 90. De todas formas hay motivos para creer en el futuro de los Three Lions, sin duda

 

No pudo ser. Tras la dolorosa eliminación contra Croacia, los Three Lions intentaron conseguir la tercera posición en este Mundial de Rusia. Enfrente tenían a Bélgica, rival al que se enfrentaron en fase de grupos y contra el que perdieron. El partido se presentaba muy interesante, ya que los ingleses buscaban su mejor puesto tras alzarse con la copa en 1966. Poco duró la tensión, ya que a los 3 minutos de comenzar el partido, un centro de Chadli al corazón del área tras un fulgurante contraataque terminaba con gol de Meunier, que dejó sentados a Rose y Stones en una carrera. Tras el tanto los ingleses fueron a rebufo, intentando neutralizar las interminables posesiones belgas y a su vez, estar atentos para no ser pillados a la contra. Demasiadas cosas en las que pensar para poder desarrollar un fútbol fluido. Y eso lo sufrió Inglaterra. Con Bélgica muy cómoda, apenas hubo sobresaltos en la primera parte hasta el pitido que indicaba el descanso.

Al igual que en la mayor parte de la segunda mitad, los belgas dominaron. Como dije anteriormente, a los belgas les valía el gol y mantener a raya a los ingleses, siendo Pickford uno de los hombres más destacados por sus puntuales intervenciones. Muy poco de Kane, que como en el partido de Croacia, estuvo completamente cubierto y aislado de la ofensiva inglesa. Aunque se llevará la Bota de Oro por sus 6 tantos. Por destacar algo, la entrada de Rashford, que dio vida a un ataque demasiado previsible y entregado al balón parado. Eric Dier tuvo hasta tres ocasiones de gol en apenas dos minutos, pero se topó con Courtois o con la mala suerte. Con Inglaterra volcada al ataque, fue muy fácil para los belgas pillarlos a la contra y así, al filo del final del encuentro, un gran pase a la espalda de De Bruyne a Hazard acabó con una gran definición del capitán belga, sumando su tercer gol del campeonato y sellando la tercera plaza.

 

Fue un final triste, pero a su vez optimista. Nunca habíamos visto a una Inglaterra así de seria en este siglo, así de fiable. Si hubiésemos combinado este equipo junto a los Lampard, Rooney, Gerrard… Lástima que no se dio, pero lo que viene nos da motivos para soñar. Dos generaciones campeonas del mundo y de Europa. Arriba ese ánimo, Catar está a la vuelta de la esquina y ahí si podremos volver a entonar “It’s coming home!”

FICHA TÉCNICA

Bélgica: Courtois; Alderweireld, Kompany, Vertonghen; Meunier, Tielemans (Dembele, min 78), Witsel, Chadli (Vermaelen, min 39); De Bruyne, Hazard; Lukaku (Mertens, min 60).

Inglaterra: Pickford, Maguire, Stones, Jones, Trippier, Delph, Dier, Rose (Lingard, min 46), Loftus-Cheek (Alli, min 84), Sterling (Rashford, min 46), Kane.

Goles: Meunier (min 3), Hazard (min 82).

Amonestaciones: Witsel (min 90+4) / Stones (min 52), Maguire (min 76).

Estadio: Saint Petersburg Stadium.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*