Suecia también quiere volver a hacer historia

El Samara Arena será testigo del choque de cuartos de final entre Inglaterra y Suecia (sábado 7 de julio, 16:00 horas). El equipo escandinavo busca alcanzar las semifinales y revivir viejas glorias.

Suecia quedó encuadrada en el Grupo F junto a la potente Alemania, México y Corea del Sur. Todo apuntaba a que se iban a jugar el segundo puesto del grupo con el equipo americano, pero la sorprendente actuación (para mal) de Alemania les permitió ser líderes del grupo. La victoria en la primera jornada frente a Corea del Sur (1-0), la derrota en el último minuto frente a Alemania (1-2) y la victoria frente a México (3-0) les otorgó seis puntos decisivos para ganar esa posición de privilegio. Los Octavos de Final les emparejaron con Suiza, a la que venció por 1-0 en un partido muy disputado, pero en el que fueron ligeramente superiores a los helvéticos.

El equipo entrenado por Jan Olof Andersson presenta un bloque muy compacto, en el que no existen grandes individualidades y que es muy difícil de penetrar. Tal es la idea del seleccionador que renunció a la presencia en la convocatoria del mejor jugador sueco de las últimas décadas, Zlatan Ibrahimovic. El delantero apenas participó en la fase de clasificación debido a la lesión que sufrió la pasada temporada, y el entrenador no quiso contar con alguien que pese a su calidad indudable, no había sido participe de la clasificación. Renuncia a la individualidad, pero gana en bloque.

Su once inicial con un claro 4-4-2 está muy definido. Robin Olsen es el dueño de la portería, mientras que la defensa pertenece a Mikael Lustig, Andreas Granqvist, Victor Lindelof y Ludwig Augustinsson. Emil Forsberg, Albin Ekdal, Sebastian Larsson y Victor Claesson ocupan la medular, mientras que Marcus Berg y Ola Toivonen son los delanteros. Todo apunta a que el once inicial del sábado no difiera mucho de este, con la única excepción de la salida de Mikael Lustig por sanción, siendo probable que Emil Kraft sea su sustituto.

Andreas Granqvist con 2 goles, ambos de penalti en la Fase de Grupos, y Ola Toivonen, Ludwig Augustinsson y Emil Fosberg con 1 gol son los anotadores del conjunto nórdico. Otro equipo con similitudes a Colombia (rival en octavos de final de Inglaterra), donde su máximo anotador es un defensa central. Algo que deja muy claro el concepto de equipo de los suecos. Pocas concesiones, pocas individualidades, pero un equipo con todas las letras con un gran bloque defensivo. En el aspecto individual destaca Emil Fosberg, quizás el futbolista con mayor talento de la selección, pero que a excepción del partido de octavos de final, en el que fue el encargado de anotar el gol de la victoria y el mejor jugador del equipo, ha estado muy gris, quizás por el sacrificio que ha tenido que hacer en otros aspectos como ayudar al lateral en defensa.

Estos son los primeros cuartos de final de Suecia desde 1994, donde el equipo de Thomas Ravelli, Patrik Andersson, Henrik Larsson o Martin Dahlin alcanzó las semifinales tras imponerse a Rumania por penaltis en esta ronda, quedando como tercera clasificada tras vencer a Bulgaria en la final de consolación. Más lejos queda el Mundial 1958, donde como anfitrión disputó la final frente a Brasil, perdiendo frente a los cariocas por 5-2, o el de 1950, donde también quedaron en tercer lugar.

Muchos jugadores conocidos en la convocatoria de Suecia que juegan en la Premier League, como Victor Lindelof del Manchester United, Kristoffer Nordfeldt y Martin Olsson del Swansea y Pontus Jansson del Leeds United. Además de estos, contamos con la presencia de varios ex, como Andreas Granqvist (Wigan Athletic), Sebastian Larsson (Hull City), y John Guidetti (Manchester City, Burnley y Stoke City).

Ingleses y suecos se han enfrentado dos veces en la historia de los mundiales. La primera fue en la fase de grupos del Mundial 2002, con resultado final de 1-1, marcando Sol Campbell para los Three Lions y Niclas Alexandersson para los escandinavos. La segunda fue también en la fase de grupos del Mundial 2006, también con empate final, pero 2-2 en esta ocasión. Joe Cole adelantó a los ingleses en el minuto 31, empatando Marcus Allback en el 50. El final de partido fue trepidante, con Steven Gerrard marcando el 2-1 en el 85, y con Henrik Larsson marcando el definitivo empate en el 90.

Twitter: @ProyectoPremier @AndresZV

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*