Bélgica, la amenaza para Inglaterra

Inglaterra cerrará su participación en la fase de grupos de Rusia 2018 frente a Bélgica, su gran rival en esta fase. Todo apunta a pensar que en este partido se decidirá el liderato del grupo, y por tanto, la posibilidad de tener un cruce más favorable en octavos de final.

El estadio Baltika de Kalinigrado será testigo de este auténtico partidazo entre dos de las mejores selecciones del mundo. El jueves 28 de junio a las 20:00 horas los Three Lions (13º en el ranking FIFA) se verán las caras con los Diablos Rojos (3ª posición). A pesar de esta posición el mejor papel de Bélgica en un mundial está muy lejano, ya que su cuarto puesto data del Mundial 86. Desde entonces, los cuartos de final de Brasil 2014 es su mejor participación, siendo habitual para ellos caer en octavos de final.

Los números refrendan a Bélgica como una de las selecciones favoritas en este mundial, y no solo por ese tercer puesto en el ranking mundial, si no por su fase de clasificación. Compartiendo el mismo grupo con Grecia, Bosnia y Herzegovina, Estonia, Chipre y Gibraltar, el equipo europeo obtuvo nueve victorias en sus diez partidos jugados, cediendo un único empate frente a Grecia en Bruselas. Su media goleadora asusta, y es que anotó 43 goles en esos 10 partidos, encajando solo 6.

Además, cuenta con una gran baza a su favor. Al frente de los Diablos Rojos está Roberto Martínez, un seleccionador que pese a ser español ha desarrollado casi toda su carrera profesional tanto de jugador como de entrenador en Inglaterra. Como jugador ha pasado por Zaragoza “B” y Balaguer en España, y por Wigan Athletic, Mortherwell, Walsall, Swansea y Chester en Gran Bretaña, dando el salto a los banquillos tras su retirada. Su carrera de entrenador ha sido exclusivamente de Premier League, dirigiendo a Swansea (al que ascendió a Championship), Wigan Athletic (con quien ganó una FA Cup) y Everton. A partir de agosto 2016 se hizo cargo de la selección belga, con quien ha disputado 19 partidos y solo ha perdido 1.

Y sí su entrenador conoce de primera mano la Premier League, sus jugadores no son menos. 12 de sus seleccionados juegan en la máxima competición inglesa, y no solo eso, sino que son estrellas de sus equipos. Jugadores como Kevin de Bruyne (Manchester City y máximo asistente de la pasada temporada), Eden Hazard (Chelsea), Thibaut Courtois (Chelsea y Guante de Oro 2017), Romelu Lukaku (Manchester United), Toby Alderweireld y Jan Vertonghen (la pareja de centrales del Tottenham Hotspur) son sus máximos exponentes, completando la nómina inglesa Simon Mignolet (Liverpool), Vincent Kompany (Manchester City), Nacer Chadli (WBA), Mousa Dembelé (Tottenham) y Marouane Fellaini (Manchester United). Por si esto fuese poco, cuentan con aún más talento, como Yannick Ferreira Carrasco, Axel Witsel o Dries Mertens. Sin duda alguna, un auténtico equipazo que aspira a todo.

La convocatoria completa es:

Porteros: Thibaut Courtois (Chelsea), Koen Casteels (Wolfsburgo), Simon Mignolet (Liverpool).

Defensas: Toby Alderweireld (Tottenham), Jan Vertonghen (Tottenham), Thomas Vermaelen (Barcelona), Dedryck Boyata (Celtic), Vincent Kompany (Manchester City), Thomas Meunier (PSG).

Centrocampistas: Yannick Carrasco (Dalian Yifang), Nacer Chadli (West Brom), Kevin De Bruyne (Manchester City), Mousa Dembélé (Tottenham), Leander Dendoncker (Anderlecht), Marouane Fellaini (Manchester United), Axel Witsel (Tianjin Quanjian), Youri Tielemans (Mónaco).

Delanteros: Eden Hazard (Chelsea), Thorgan Hazard (B. Mönchengladbach), Adnan Januzaj (Real Sociedad), Romelu Lukaku (Manchester United), Dries Mertens (Nápoles), Michy Batshuayi ( B. Dortmund).

Su sistema de juego es muy parecido al que previsiblemente use Inglaterra, con una línea de 3 centrales, dos carrileros largos, un mediocentro puro acompañado de un creativo, dos extremos y un delantero centro. En el once inicial  Thibaut Courtois será el encargado de defender la portería, Jan Vertonghen y Toby Alderweireld son fijos en la defensa, con la duda de Vicent Kompany o Thomas Vermaelen como tercer central. Thomas Meunier y Ferreira Carrasco serán los carrileros, mientras que Kevin de Bruyne y Axel Witsel serán los dos mediocentros. Dries Mertens y Eden Hazard se encargaran de las bandas del ataque, y Romelu Lukaku será el encargado del gol.

Inglaterra y Bélgica se han encontrado en dos ocasiones en un mundial. La primera ocasión fue en la fase de grupos de Suiza 54, con una selección inglesa en la que destacaban Sir Stanley Matthews, Tom Finney y Billy Wright, siendo el resultado de 4-4. La segunda fue en los octavos de final de Italia 90, llevándose el gato al agua la Inglaterra de Peter Shilton, Chris Waddle o Paul Gascoigne con un gol en la prórroga de David Platt.

Este partido será una prueba de fuego para ambos equipos. Primero para resolver el grupo, y segundo, para medir las opciones reales de ambos equipos. Una Inglaterra que quiere quitarse de encima el ridículo de la Euro’16 y que con una generación de futbolistas nuevos quiere reeditar viejas glorias, y una Bélgica que quiere de una vez por todas dar el salto y aprovechar la calidad que reúne en sus filas.

Twitter: @ProyectoPremier @AndresZV

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*