El descuento aviva la zona caliente de la Premier

Un gol del WBA en el 92 y otro del Everton en el 96 dejan a cuatro equipos en cuatro puntos a falta de una semana para el cierre de la Premier. El Huddersfield tiene tres oportunidades para librarse del descenso, Southampton y Swansea dos, y el WBA una, aunque no dependen de sí mismo

De las lágrimas, al éxtasis y la alegría en cuestión de segundos. Así se podría resumir la tarde en la Premier League. Una jornada, la penúltima, propicia para disipar las dudas sobre el descenso y en la que parecía que dos equipos iban a perder la categoría de forma matemática. La remontada del WBA parecía quedarse a medias mientras que el Stoke se presentaba con una difícil tarea a dos jornadas del final. Sin embargo, los últimos minutos de los encuentros 'calientes' y con el descenso en juego, rompieron los esquemas y solo se ha decidido una plaza, la del Stoke, que jugará la próxima temporada en la segunda división del fútbol inglés.

La tarde comenzó con el primer descendido. Un fallo de Shawcross en el 86, cuando el empate iba a dejar con vida al Stoke, facilitó un mano a mano entre Patrick Van Aanholt y Butland, que ganó el jugador 'Eagles' para mandar a Championship a los 'Potters'. Tras 10 años en la élite del fútbol inglés, los de Paul Lambert no fueron capaces de revertir la situación y salvar el proyecto que tendrá que continuar en Championship la próxima campaña.

Unas horas más tarde, sobre las 17:45, cuando el WBA estaba prácticamente descendido y la angustia llenaba The Hawthorns, ocurrió uno de esos milagros que pasan en la Premier. Sobre la bocina, en el tiempo de añadido, Livermore empujó el balón al fondo de la red, empujado por toda la hinchada, para conseguir una victoria que le dejaba con opciones para la última jornada, aunque dependiendo de sus rivales. Los 'Baggies' sumaban su punto 31 y se colocaban a dos de la permanencia, pero todavía era pronto para festejarlo ya que el Southampton, rival directo, jugaba media hora más tarde.

Las noticias desde The Hawthorns y Bournemouth, donde cayó el Swansea, advertía al Southampton de que podía dar un golpe definitivo. Con una mentalidad ganadora, los de Mark Hughes salieron a por todas en el Goodison y, en el minuto 56, Redmond anotó el tanto que le daba media permanencia a los 'Saints'. La euforia se desató en la grada visitante y las malas noticias llegaban al WBA ya que con el 0-1, se confirmaría su descenso. Sin embargo, el fútbol quiso regalar otro guion digno de Hollywood y en el 85, Yoshida iba a dejar con uno menos al Southampton, situación que cambió el signo del encuentro y en el 96, sobre la bocina, Tom Davies enmudecía la grada visitante e igualaba el encuentro, avivando la euforia en The Hawthorns.

El gol de Davies cambió todo en la zona baja del descenso. A pesar de salir de él, el Southampton quedaba igualado al Swansea, con el que se enfrentará este martes en un partido a vida o muerte, con el WBA dos puntos por abajo y con posibilidades de salvarse en la última jornada, y el Huddersfield con más dos puntos y con tres partidos menos.

Twitter: @ProyectoPremier @albarcon_18

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*