Victoria del Manchester City en Wembley tras una semana negra

 

Victoria justa en Wembley del Manchester City (1-3) frente a un Tottenham que a excepción de 20 minutos no fue capaz de meter mano al equipo de Pep Guardiola. Los goles de Gabriel Jesús, Gundogan y Raheem Sterling acercan aún más el título, que podría caer mañana si pierde el Manchester United.

Llegaba el Manchester City a Londres tras pasar la semana más dura de la temporada. Tras caer el miércoles pasado por 3-0 en Champions League frente al Liverpool, el sábado pasado en el derby de Manchester y ser eliminado finalmente en competición europea el martes, los muchachos de Pep Guardiola necesitaban una victoria balsámica frente al Tottenham, un hueso duro de roer que se está jugando su participación en Champions League la temporada que viene.

El partido arrancaba con dominio total del Manchester City, y con el Tottenham saliendo a la contra con Harry Kane, Dele Alli y Eriksen como principales puñales. La primera ocasión llegaba en el minuto 3, con una gran volea enganchada por Leroy Sane que se estrellaba en el palo de la portería de Hugo Lloris. Los avisos seguían cayendo, y Kevin de Bruyne volvía a llevar el uy a las gradas en el minuto 8 con un gran derechazo.

En el minuto 21 el dominio rival se materializaba con el primer gol del partido. Gran pase largo de Vicent Kompany hacia Gabriel Jesús, que se adelantaba a la defensa local a la perfección y definía magistralmente ante Hugo Lloris. Y apenas 3 minutos después el portero francés derribaba a Raheem Sterling provocando un penalty, aunque la repetición demostraba que el derribo fue fuera del área. Ilkay Gundogan fue el encargado de lanzarlo y de engañar a Lloris para poner el 0-2 en el marcador. Resultado justo para lo visto hasta el momento.

El dominio visitante seguía siendo abrumador, y se mantuvo hasta el minuto 35, momento en el que el Tottenham se estiraba buscando recortar distancias en el marcador. Circunstancia que conseguían en el minuto 41, con una jugada afortunada que culminaba Christian Eriksen tras un rebote. 1-2 y la emoción volvía al partido.

Tras la reanudación el Tottenham seguía empujando y teniendo el control del balón, pero no gozaba de ocasiones para poder marcar el empate. De hecho la primera gran ocasión de la segunda mitad la tenía el Manchester City en el minuto 70 en las botas de Raheem Sterling, que con todo a favor para marcar no fue capaz de definir.

En ese momento el Manchester City se había vuelto a adueñar del partido y lo sentenciaba un minuto después. Saque de esquina botado por Kevin de Bruyne, remate de Gabriel Jesús que detenía Hugo Lloris, pero esta vez sí, Raheem Sterling era capaz de definir el rechace y mandar el balón al fondo de la portería. 1-3 en el marcador, partido sentenciado y por delante 20 minutos en los que apenas ocurría nada.

Victoria importantísima para el Manchester City, para acercarles al título y para poner final a semana y media desastrosa.

Ficha técnica

Tottenham Hotspur: Lloris, Trippier, Sanchez, Vertonghen, Davies, Dier, Dembele (73' Lucas Moura), Lamela (63' Son), Eriksen, Dele (83' Sissoko), Kane

Manchester City: Ederson, Walker, Laporte, Kompany, Dekph, Gündogan, Silva, De Bruyne (88' Yaya Toure), Sané (64' Otamendi), Sterling, Jesus (75' Bernardo Silva)

Goles: 0-1 (21' Gabriel Jesús), 0-2 (24' Ilkay Gundogan), 1-2 (41' Christian Eriksen), 1-3 (71' Raheem Sterling)

Twitter: @ProyectoPremier @AndresZV

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*