Billy Wright, la leyenda del Wolverhampton

Billy Wright fue uno de los iconos del fútbol inglés en la década de los 50. Además de ser campeón de la Premier League en tres ocasiones con el Wolverhampton, fue Balón de Plata en el año 1957.

Nacido el 6 de febrero de 1924 en Ironbridge, fichó muy joven por el Wolverhampton tras superar una prueba anunciada en los periódicos en 1938. Su debut con el primer equipo también fue muy temprano, ya que con tan solo 15 años jugó frente al Notts County en el año 1939. El inicio de la Segunda Guerra Mundial y la suspensión de las competiciones futbolísticas en Inglaterra le impidió volver a jugar con el Wolverhampton hasta el año 1945. En este espacio de tiempo sirvió para el ejército como instructor físico, mientras jugaba partidos amistosos frente a otros equipos ingleses.

Poco después del final del conflicto, Billy Wright tomó el relevo de Stan Cullis como capitán de los “Wolves”, y bajo su mando ganaron los títulos de Premier League de las temporadas 1953-54, 1957-58 y 1958-59, además de la FA Cup de 1949 y las Community Shields de 1949 y 1954. Jugó hasta el año 1959, temporada en la que se retiró después de haber disputado 490 partidos en los que anotó 13 goles. En su carrera evolucionó a jugar como delantero centro a jugar como defensa central, posición en la que fue mundialmente conocido.

Individualmente “Snowy” (como era conocido Billy Wright debido a lo claro de su color de pelo) posee dos galardones de la máxima importancia. Fue el ganador en la temporada 1951-1952 del FWA Footballer of the Year, que le distingue como mejor futbolista de la Premier League, y Balón de Plata en 1957, por detrás de Alfredo Di Stefano y por delante de su compatriota Duncan Edwards y de Raymond Kopa, que compartieron el Balón de Bronce. Una época en la que era habitual ver a jugadores como Stanley Matthews, John Charles, Johnny Haynes, Jimmy Greaves, George Best, Bobby Moore o Bobby Charlton en el podio de los mejores jugadores europeos.

Con la selección inglesa fue internacional en 105 ocasiones entre 1946 y 1959, logrando marcar 3 goles y disputando los mundiales de 1950, 1954 y 1958. Fue capitán de los Three Lions desde el año 1949, logrando disputar nada más y nada menos que 90 partidos con el brazalete, un record que ostenta junto a Bobby Moore. También ostenta otro curioso record, y es que fue el primer jugador de fútbol de la historia en ser internacional 100 veces.

Tras su retirada Billy Wright empezó su carrera como seleccionador de Inglaterra juvenil en 1960, para después ocupar el banquillo del Arsenal en 1962. Estuvo en el banquillo gunner hasta 1966, año en el que finalizó la Premier League en 14º lugar.

Encontró la muerte el 3 de septiembre de 1994 debido a un cáncer de páncreas, enfermedad que le habían diagnosticado a primeros de año. Sus cenizas fueron espacidas por Molineux Stadium, el estadio del Wolverhapton.

Ese estadio tiene dedicada una de sus gradas a Bill Wright, además de tener una estatua enfrente de la misma. También tiene el honor de dar nombre a uno de los vagones de la línea de metro entre Birmingham y Wolverhampton.

Twitter: @ProyectoPremier @AndresZV

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*