El Tottenham entra en los octavos por la puerta grande

Exhibición total (3-1) de los hombres de Pochettino, que pasaron por encima de un Madrid irreconocible en muchos tramos del partido. Los Spurs, con goles de Eriksen y Dele por partida doble, confirman su billete para la fase del ko

 

El Tottenham llevaba esperando una noche así durante años. Siempre habían tenido proyectos interesantes, con jugadores de talla mundial, pero entre unas cosas y otras, siempre se quedaban con la miel en los labios. Desde la llegada de Pochettino, el equipo ha encontrado una identidad clara: la de un equipo que quiere ganar y que lucha hasta el final por todos los balones. Hoy fue el claro ejemplo, el culmen de la obra del técnico argentino. Y ante nada menos que el doble campeón de Europa. Una de esas gestas que se recordarán para siempre.

Con ambos conjuntos empatados a puntos, quedaba claro que quién se llevase el gato al agua hoy sería equipo de octavos. El Real Madrid llegaba por primera vez a Wembley y se notó. Perdido, cada choque o cada corte de pase era un imposible. Siempre tarde. Con la vuelta de Kane y Alli, se vio la mejor versión de los Spurs, que vuelan con ambos en el terreno de juego. A la media hora de comenzar el choque y con el equipo bien asentado, el Tottenham se adelantaba. Pase en profundidad de Winks para Tripper, que alcanzó la línea de fondo como una locomotora para posteriormente centrar y hacer que Dele Alli marcase su primero de la noche. Eso si, hay un matiz: Trippier se encontraba en posición adelantada, que no es cosa menor. Tras el tanto encajado el Madrid salió con fuerza y buscó empatar con su empuje clásico, aunque no pudo batir a Hugo Lloris, que sin demostrar su habilidad con paradas inverosímiles, si paró al Madrid. Lo que hay que destacar también es el trabajo táctico de la pizarra de Pochettino. Cuando en defensa plantaba sus dos líneas juntas, el Madrid se veía obligado a salir por las bandas, algo que no le resultaba cómodo hoy.

En la segunda mitad, el Tottenham desató la tormenta, ya que a los diez minutos de la reanudación, Dele volvía a marcar con un disparo que tocó Ramos para hacer inútil el esfuerzo de Casilla. Y claro, cuando el Tottenham se pone de este modo, es muy difícil de parar. Diez minutos después del 2-0 llegó el 3-0. Mala salida de los centrales del Madrid, que aprovechan bien Dele y Kane para asistir este último a Eriksen, que batía por abajo al meta rival. La locura se desató en Wembley y si bien en los minutos finales redujo distancias Ronaldo, el Tottenham había demostrado a toda Europa que no solo puede considerarse aspirante a la Premier, sino también a la Champions. Siempre y cuando mantenga este nivel de fútbol, el cielo es su límite.

FICHA TÉCNICA

Tottenham: Lloris; Alderweireld (Sissoko, min 26), Vertonghen, Sánchez; Trippier, Winks (Dembele, min 66), Dier, Davies; Eriksen, Dele; Kane (Llorente, min 79).

Real Madrid: Kiko Casilla; Achraf, Ramos, Nacho, Marcelo; Kroos, Casemiro, Modric (Theo, min 81); Isco (Asensio, min 73), Benzema (Mayoral, min 73), Cristiano.

Goles: Dele Alli (min 27 y 56), Eriksen (min 65) / Ronaldo (min 80).

Amonestaciones: Dembele (min 89) / Ramos (min 90+1).

Estadio: Wembley.

Twitter: @ProyectoPremier / @APortillo21

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*