Cuando un punto es demasiado premio…

Leicester y West Brom firmaron tablas (1-1) en un choque en el que los 'foxes' quisieron más, pero que no pudieron salir victoriosos fruto de su escasas ideas ofensivas y de un West Brom extremadamente conservador. Los fantásticos tantos de Chadli primero de libre directo y de Mahrez después a falta de diez minutos adornaron un pobre encuentro en el que el punto fue un obsequio exagerado para ambos.

LeiWBromDicen que a veces Dios da pan a quien no tiene dientes. Pues bien, el reglamento futbolístico otorgó un premio con el que Leicester y West Brom pueden darse con un canto en los suyos por lo desplegado sobre el verde. El Leicester lo buscó más fruto de su posición en la tabla pero sin ilusionar ni a los más optimistas y el West Brom directamente se presentó a ver qué pasaba en el territorio de los 'zorros'. No dará mucho de qué hablar en las tabernas el encuentro del King Power.

El primer acto fue para olvidar. Y no es una frase hecha no, para olvidar de verdad, porque no nos dejó absolutamente nada más allá de un par de rifirrafes iniciales entre Vardy y Hegazi y chispazos con cuentagotas de un Mahrez precario en apoyos. El argelino da la sensación de gobernar una banda de cacos patosos y por consiguiente desiste en dar el golpe. Si unos no llevan las armas ni los otros vigilan a la polícia, no se puede arrancar el coche y proceder a la huida. La paciencia del bueno de Mahrez da por momentos síntomas de gripar en este equipo. Su talento le pide a gritos desempeñarse en otro lado. Aunque también es humano y falló al poco de volver de las duchas lo que casi nadie pensaría que fallaría. Albrighton, que se la dejó prácticamente en bandeja, tampoco quería creérselo. 

MahrezLa ocasión clara de los 'foxes' proporcionó aliento a un King Power que quería ser el jugador 12. La situación clasificatoria y el escaso balance de sus futbolistas requerían un actor secundario revulsivo. No se veía ni se esperaba, por otra parte, a un solo jugador del West Brom por las presuntas consignas de un Tony Pulis al que ya conocemos de sobra hasta que se le concedió a Chadli un caramelo en forma de libre directo. La calidad en la ejecución del belga, desaparecido todo el partido por cierto, prometía dar sentido a la teleraña tejida por los 'baggies'. Fue una estocada a la que, no obstante, Craig Shakespeare logró socorrer con la profundidad de Chilwell y el olfato de Slimani desde el banquillo. El ex del Sporting de Portugal venció en la dificil batalla aérea de los soldados de Pulis para que su compatriota Mahrez controlara y cruzara con éxito ante Myhill. La justicia tenia que repartir los bienes porque nadie merecía llevarse más. Ni siquiera tanto. Bendita condescendencia.

Con las tablas finales, Leicester y West Brom acumulan ya seis jornadas sin conseguir la victoria. Mal menor para un West Brom ubicado en media tabla, no así para los 'foxes', estancados en posición de descenso a la Championship, y para un Craig Shakespeare que continúa en la cuerda floja. Nadie ganó en el King Power. Sencillamente, el punto fue demasiado botín.

 

Ficha técnica: 

Leicester City: Schmeichel; Simpson (Chilwell 73'), Maguire, Morgan, Fuchs; Ndidi, Iborra (King 90+3'), Albrighton, Mahrez; Iheanacho (Slimani 73') y Vardy.

West Bromwich Albion: Myhill; Hegazi, Evans, Dawson, Gibbs; Krychowiak, Barry, Livermore, Chadli (McClean 83'); Jay Rodriguez (McAuley 83') y Rondón.

 

Goles: 0-1 min.63 Chadli; 1-1 min.80 Mahrez.

 

Comments are closed.