El Manchester United fue demasiado para el Everton

Victoria contundente (4-0) de los hombres de Mourinho, que no aflojan en su lucha por el liderato con su vecino, el Manchester City. Los red devils se adelantaron rápido con un golazo de Valencia y a partir de ahí dominaron con solvencia. Solamente Rooney, que volvía a Old Trafford, dio la cara por un Everton que lleva dos meses sin ganar en todas las competiciones. El Manchester United es colider empatado a puntos, goles a favor y en contra con su vecino

 

Hoy había un ambiente especial en el Teatro de los Sueños. Volvía Wayne Rooney a la que fue su casa, el lugar donde creció y se convirtió en uno de los mejores jugadores del United y de Inglaterra. Había ganas de verle de azul sobre el tapete y ver cómo le recibía la que fue su afición. Cuando el speaker pronunció su nombre, una atronadora ovación recorrió las gradas, algo que esperábamos todos. Después del pitido inicial, los aplausos fueron para los jugadores del United. El equipo de Mou juega varias marchas por encima de la mayoría de equipos de la Premier. Sin jugar a un futbol magistral, conocen muy bien sus armas y saben usarlas con peligro. Casi nos acabábamos de sentar cuando en el minuto 4, Matic cedía el balón a Valencia, que sin comerlo ni beberlo se sacaba de la chistera un cañonazo imparable a la escuadra de Pickford, que cuando lo vio ya lo tenía encima. Sin duda será uno de los goles del año, por potencia y colocación. Un trallazo desde fuera del área que hacen levantar a propios y ajenos. Un golazo. Con el gol, el United se asentó y salvo por las continuas acometidas de un Rooney que lo intentaba por todos los medios, apenas sufrió. Hasta el minuto 20 de la primera mitad no vimos en el plano a De Gea, que figuraba como mero espectador. Luego haría dos paradas de mérito, una de ellas de gran calidad a Tom Davies que posteriormente acabaría en gol de Sigurdsson, aunque la jugada fue invalidada por fuera de juego.

Valencia Everton Golazo

Rooney Everton Manchester United

Tras la reanudación, el Everton salió a morder y Wayne Rooney tuvo la ocasión más clara del partido para los tofees, que malogró con un disparo demasiado fácil para De Gea. Al United le gusta que le pongan las cosas difíciles. Eso le obliga a esforzarse más y bajo el liderazgo de un Matic superlativo, las buscó. No sería por la insistencia de Mhkitaryan, Mata o Lukaku, que lo buscaron. Simplemente no entraban. Pero tanto va el cántaro a la fuente que, en los últimos 10 minutos de partido, cayeron 3 goles. Primero uno de Mhkitaryan, tras robo de Fellaini y asistencia de Lukaku. Seis minutos después, en el 89, el propio Lukaku marcaría tras aprovecharse de un balón peinado de Lingard al corazón del área. Y finalmente en el 93, Martial provocaría un penalti que él mismo transformaría. Se quedó a un gol de quitarle el liderato a su vecino en una pelea que se antoja encarnizada durante toda la temporada. Mientras el Everton va a la deriva. Quién sabe si la solución es prescindir de Koeman. Lo que queda claro es que lo de hoy puede ser un punto de inflexión para el holandés. No tendrá más oportunidades.

 

FICHA TÉCNICA:

Manchester United: De Gea; Valencia, Jones, Bailly, Young; Matić, Fellaini; Mata (Herrera, min 77), Mkhitaryan (Martial, min 88), Rashford (Lingard, min 61); Lukaku.

Everton: Pickford; Martina, Keane, Williams, Jagielka, Baines; Schneiderlin, Gueye (Calvert-Lewin, min 76); Davies (Sandro, min 66), Sigurdsson, Rooney (Mirallas, min 82).

Goles: Valencia (min 4), Mhkitaryan (min 83), Lukaku (min 89), Martial (pen, min 90+3).

Amonestaciones: Bailly (min 82) / Williams (min 63).

Estadio: Old Trafford.

Twitter: @ProyectoPremier / @APortillo21.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*