Sin sorpresas en la última jornada

El Manchester City se clasifica de forma directa para la Champions League, el Liverpool de Klopp jugará la previa de la máxima competición continental mientras que el Arsenal se clasifica para la Europa League. Todo lo previsto, todo como empezó.

Llegábamos a la última jornada de la Premier League con pocas cosas en juego, ya que se había campeón y confirmado el descenso, solo faltaba por decidir la tercera, cuarta y quinta plaza. Manchester City, Liverpool y Arsenal, en ese orden, eran los encargados de jugársela en la última fecha y confirmar si estarían o no, en la próxima edición de la Champions League. Quien peor lo tenía era el Arsenal, ya que no dependía de sí mismo para conseguir una plaza de Champions y pese a adelantarse primero, fue inútil ya que tanto City como Liverpool ganaron sus encuentros.

Kompany Man City

El Manchester City, que lo tenía en su mano, no falló y goleó por 0-5 al Watford en una exhibición de juego ante un equipo que no tenía nada que jugar. Kompany en el minuto 5 anotó el primero que le daba tranquilidad a los de Pep, antes de que el Kun Agüero hiciese dos goles antes del descanso que sumados al de Fernandinho, dejaron el marcador 0-4 en el minuto 41. En la segunda parte, el ritmo de juego bajó y Gabriel Jesús hizo el 0-5 definitivo.

Coutinho Liverpool

En Anfield, el Liverpool dependía de sí mismo para confirmar su presencia al menos en la previa de la Champions League. Las noticias del Emirates ponían nerviosos al público “Reds” que tuvo que esperar al minuto 45 para ver un gol del Liverpool, Wijnaldum se convirtió en el autor del primer tanto. Tras el descanso, el ambiente llevó a los suyos en volandas y con los goles de Coutinho y Lallana, los de Klopp certificaron su presencia en la Champions League aunque tendrán que jugar la fase previa.

Ozil Arsenal

El tercero en discordia, el Arsenal, soñó con jugar la Champions durante muchos minutos pero con el tanto de Wijnaldum, perdió la esperanza. Los Gunners comenzaron el encuentro como tenían que hacerlo, ganando. Hector Bellerín hizo el 1-0 en el minuto 8 y en el 27, Alexis Sánchez marcaba el 2-0 para tranquilidad y optimismo londinense. Los goles del Liverpool cayeron como una jarra de agua fría en el Emirates y el juego comenzó a decaer pudiendo el Everton recortar distancias a través de Lukaku. El partido concluyó con un gol de Ramsey en el añadido haciendo el 3-1 final en el Emirates, que deja al Arsenal sin Champions, 19 años después.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*