Everton: la eterna sombra de los 80

El Everton consiguió hace 30 años, en la temporada 1986/87, su último campeonato liguero al imponerse a los equipos del norte de Londres y a su eterno rival, el Liverpool. Un equipo que soportó la marcha de Gary Lineker, ídolo de la afición “Toffee” en aquella época, para conquistar de la mano de Howard Kendall el noveno y último título de la First Division (actual Premier League) que ha conseguido el Everton a lo largo de su historia.

Nos trasladamos a la época de los 80 donde los equipos ingleses tuvieron un impacto enorme en el mundo del fútbol debido a los numerosos trofeos que conquistaron entre finales de los 70 y principios de los 80, contabilizando siete Copas de Europa y tres Copas de la UEFA. Una época gloriosa que finalizó tristemente con la tragedia de Heysel, donde aficionados de la Juventus y Liverpool provocaron una avalancha en las gradas con 39 fallecidos. Fue entonces cuando la UEFA castigó a los equipos ingleses con la no participación en competiciones europeas en los siguientes años, dejando un vacío que hasta el momento no se ha recuperado.

Everton 1986-87

Conociendo el contexto y sabiendo que el Liverpool era el “rey de Europa” tras conseguir cuatro Copas de Europas en menos de una década, se produjo un nuevo movimiento en la capital del condado de Merseyside ya que sus vecinos, los “Toffees”, volvieron a hacerse importantes. En 1983, el Everton levanta el doblete con la FA Cup y la Copa de la Liga, consiguiendo un año más tarde, su octava First Division de la mano del escoces Andy Gray, siendo una de las mejores temporadas de su historia. Un año más tarde, los “Toffees” fichan a Gary Lineker y venden al goleador Andy Gray en una temporada que quedan en segunda posición tras sus vecinos los reds.

La consolidación de Howard Kendall como entrenador y héroe del Everton debido al éxito que habían conseguido los “Toffees”, tuvo como fin de dicha “época dorada” la consecución de la First Division en la temporada de 1986/87. Uno de los jugadores más prestigiosos del club, Graeme Sharp; Trevor Steven, máximo goleador de la temporada; el irlandés Kevin Sheedy; y Adrian Heath fueron decisivos en la novena liga del Everton. Dos tramos exitosos de la temporada decidieron la liga a favor del Everton ya que sus rivales Liverpool, Nottingham Forest o Tottenham no estuvieron a la altura de las circunstancias. Sin quitar ningún mérito al equipo de Howard Kendall, los “Toffees” además vencieron al Tottenham, Arsenal, al quinto clasificado Norwich en dos ocasiones y al Nottingham Forest, aunque no vencieron a su eterno rival durante los enfrentamientos de dicha temporada.

Everton 1986-87 Kevin Ratcliffe

Tras conseguir la novena liga, Howard Kendall abandonó el equipo y comenzó la decadencia de los “Toffees”, y a pesar de que Kendall volvió unos años más tarde su labor sirvió de poco ya que el equipo estuvo cerca de descender a Championship. Decepción tras decepción, la época dorada del Everton lleva guardada en el cajón treinta años ya que en la actualidad, el equipo está llamado a luchar por las últimas plazas de Europa aún teniendo grandes jugadores como  Romelu Lukaku, Ross Barkley o Gareth Barry, uno de los jugadores con más partidos en la Premier League. Con varios cambios de entrenador en los últimos años, el Everton no consigue recuperar el espíritu ganador de los años 80 con una figura clave y queda encajonado en mitad de la tabla sin éxito ninguno cada temporada.

Twitter: @ProyectoPremier / @albarcon_18

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*