La Supercopa Inglesa, un experimento para tratar de olvidar Heysel

La Supercopa Inglesa fue un título ideado por la FA para tratar de paliar la expulsión de los equipos ingleses de las competiciones europeas. Solo se llego a disputar una edición, revelándose como un autentico fracaso.

El final de la temporada 184-85 fue duro para el fútbol inglés, ya que tras la tragedia de Heysel en la que se vio involucrado el Liverpool los clubes ingleses fueron expulsados de las competiciones europeas durante cinco años. Cinco años que iban a ver como la Copa de Europa y la Copa de la UEFA no iban a tener a ningún representante de la Football Association, y como además de perder prestigio a nivel continental iban a ver mermados sus ingresos tanto de taquillas como de patrocinadores.

heysel

Para tratar de paliar estas consecuencias, la FA se puso manos a la obra y diseñó una competición que pudiera dar cabida a los equipos ingleses que se clasificaran para competiciones europeas, y crearon la Supercopa inglesa. Una competición sencilla, con solo seis equipos que pudiera llenar el espacio que iba a quedar vacio.

Su primera edición se disputó en la temporada 1985-86, con la participación del Everton (campeón de la antigua First Division y actual Premier League), Liverpool (subcampeón), Tottenham Hotspur (tercer clasificado), Manchester United (cuarto clasificado), Southampton (quinto clasificado) y Norwich City (campeón de la EFL Cup). Para darle un formato atractivo se decidió dividir a estos seis equipos en dos grupos, y luego enfrentar a los dos primeros clasificados de cada grupo en formato de eliminatoria.

En un grupo quedaron encuadrados Everton, Manchester United y Norwich City, y en el otro grupo Liverpool, Tottenham Hotspur y Southampton. En esta fase de grupos el Manchester United y el Southampton quedaron eliminados, dándose unos resultados muy ajustados en la mayoría de los partidos, ya que solo cuatro de los 12 partidos se resolvieron con más de un gol de ventaja. 

Las semifinales enfrentaron a ida y vuelta a Norwich City frente Liverpool y a Tottenham Hotspur frente al Everton,  con un resultado global de 4-2 a favor del Liverpool y de 3-1 a favor del Everton, quedando emparejados ambos equipos en la final prolongando una rivalidad deportiva que en esa época era muy grande.

supercopa-inglesa

La idea inicial es que la final también se disputara a ida y vuelta, pero la falta de fechas a final de temporada hizo que se desechara de inmediato, ya que la proximidad del Mundial de Mexico hacía imposible dos partidos. Fue tan difícil encontrar una fecha que la final se tuvo que aplazar para el inicio de la temporada 1986-87, aunque finalmente si se disputó a ida y vuelta. Liverpool y Everton se volvían a encontrar tras una temporada en la que los reds habían ganado la First Division con solo dos puntos de ventaja sobre los toffees. Y por si no fuera poco, el Liverpool también se había impuesto al Everton en la final de la FA Cup. Un mes antes de la disputa de la final, también habían disputado la Charity Shield con resultado de 1-1, dejando el partido con este resultado y compartiendo el título.

Pero este torneo tenía fecha de caducidad, y antes de disputarse la final ya se sabía que no se iba a disputar más ediciones, y contra todo pronóstico el 16 de septiembre de 1986 el Everton sacó al césped de Anfield un equipo que estaba plagado de jugadores suplentes (por ejemplo sin su máxima estrella, Gary Lineker), mientras que el Liverpool si alineó a sus estrellas como Ian Rush o Kenny Dalglish, venciendo por 3-1. El partido de vuelta disputado el 30 de septiembre tuvo un desarrollo similar, llevándoselo el Liverpool por 1-4 y así pudiendo levantar el trofeo de la única edición que se llegó a jugar.

La leyenda cuenta que antes de que la expedición del Liverpool abandonara Goodison Park, el delantero gales Ian Rush le dio el trofeo a un recogepelotas del Everton, diciendo que lo guardara en su habitación, aunque otras versiones dicen que no le dio el trofeo, si no que le dio el segundo trofeo que patrocinaba Scrensport, que por aquel entonces era un canal de TV privado. No se sabe hasta que punto esto es cierto, pero si deja entrever la poca importancia que tuvo esa competición, tanto para los equipos como para el público, ya que las asistencias a los partidos fueron extremadamente bajas.

Twitter: @ProyectoPremier @AndresZV

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*