“King” Kenny Dalglish, el rey de Anfield

Kenny Dalglish es uno de los mejores jugadores de la historia del Liverpool. El escocés llegó al equipo en el año 1977, y hasta su marcha en 1991 ya como entrenador no paró de coleccionar títulos. Tras ello, tuvo tiempo de llevar al Blackburn Rovers a la gloria.

Si buscamos un nombre en nuestros recuerdos que nos lleve a un jugador emblema del fútbol inglés nos pueden venir a la cabeza varios nombres, podemos discrepar en el jugador que vaya a ocupar el primer puesto, pero en esta lista de 5 jugadores seguro que entra el nombre de Kenny Dalglish, un auténtico emblema del Liverpool vencedor de finales de los 70 y principios de los 80.

Kenny Dalglish nació en Glasgow un 4 de marzo de 1951. A pesar de ser un hincha del Glasgow Rangers en su juventud, con apenas 16 años firmó su primer contrato profesional con el máximo rival del equipo de su alma, el Celtic de Glasgow. Debutó con el primer equipo en 1968, pero no fue hasta 1971 cuando este delantero se asentó en el XI titular y empezó a golear con el equipo católico de Glasgow. En sus seis temporadas como titular indiscutible del equipo anotó 167 goles, ganando 4 ligas escocesas y otras 4 Copas de Escocia.

En 1977 el Liverpool buscaba un sustituto para Kevin Keegan, su estrella que acababa de fichar por el Hamburgo, así que los reds decidieron apostar por este escoces, y pagaron 450.000 libras por su traspaso, suponiendo un record para la época. Y esta arriesgada apuesta no fue mala para el Liverpool, ya que en su primera temporada marcó 31 goles en 61 partidos, siendo sus goles vitales para ganar la Copa de Europa frente al Brujas, ya que marcó el único gol de la final disputada en Wembley. El escocés había empezado de la mejor manera posible su paso por el Liverpool, e iba a seguir ganando títulos casi todos los años. Su palmarés contiene nada más y nada menos que 6 Premier Leagues, 3 Copas de Europa, 1 FA Cup, 4 EFL Cups, 7 Community Shields y 1 Supercopa de Europa, unas vitrinas que a nivel de clubes pueden ser la envidia de casi cualquier jugador profesional.

Al finalizar la temporada 1984-1985 tras el desastre de Heysel, el entrenador del Liverpool, Joe Fagan, dejó el puesto. Y la directiva del equipo red ofreció el puesto de entrenador-jugador a Kenny Dalglish, aceptando inmediatamente el cargo. En su primera temporada con este rol, jugó 29 partidos marcando 5 goles, ganando la Premier League y la FA Cup, un éxito para un entrenador que acababa de entrar en los banquillos. Poco a poco fue reduciendo su protagonismo en la plantilla, hasta el punto que jugó 4 partidos entre los años 1987 y 1990, ganando 2 Premier Leagues y 1 FA Cup. En febrero de 1991 dejó el club al que había dedicado casi toda su carrera profesional, en el que vivió grandes momentos con todos los títulos ganados, pero también momentos muy duros como Heysel o la Tragedia de Hillsborough, tras la cual su imagen entre los aficionados del Liverpool mejoró incluso más, debido a la implicación que tuvo con las victimas.

No estuvo mucho tiempo parado, ya que al empezar la temporada 1991-92 ya tenía un nuevo equipo. Y para sorpresa de muchos no iba a ser un gran club, ya que su destino iba a ser el Blackburn Rovers, un equipo de la segunda división inglesa. En su primer año fue capaz de devolverlos a la Premier League. En el año de la vuelta a la élite finalizó la temporada en cuarta posición, y la temporada siguiente en segunda. Ya en la temporada 1994-95 y con jugadores como Alan Shearer, Chris Sutton, Tim Flowers o David Batty iba a conquistar el título con solo un punto de ventaja sobre el Manchester United, una liga que ganó en la última jornada en Anfield Road a pesar de perder contra el Liverpool, aprovechando el empate de los red devils. Ese verano dejó los banquillos y se ocupó de la secretaria técnica del club, dejando el cargo a finales de la temporada 1995-96.

kenny dalglish blackburnTras su paso por el Blackburn Rovers fichó en enero de 1997 por el Newcastle, donde estuvo hasta la segunda jornada de la temporada 1998-99, y donde protagonizó algún gran momento como la victoria 3-2 sobre el F.C. Barcelona en Champions League. Tras ello retornó al Celtic de Glasgow como secretario técnico en verano de 1999, volviendo a los banquillos en febrero de 2000 y guiando al equipo escoces a la conquista de la Copa de Escocia. Tras este título parecía que su retirada era definitiva, pero el Liverpool le repescó para los banquillos en enero de 2011, volviendo a Anfield Road. Permaneció dirigiendo a los reds hasta mayo de 2012, conquistando la EFL Cup de esa temporada.

Con su selección debutó en el año 1972, jugando 102 partidos internacionales y marcando 30 goles, jugando los Mundiales de 1974, 1978 y 1982, aunque en ninguno de ellos fue capaz de pasar de la fase de grupos.

Un jugador magnífico, que fue Balón de Plata en 1983 por detrás de Michael Platini, y elegido Mejor Jugador de la Premier League en las temporadas 1978-79 y 1982-83, además de ser el Entrenador del Año en la temporada 1994-95.

Twitter: @ProyectoPremier @AndresZV

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*