La potencia de Zaha, Puncheon y Bolasie acaba con el West Brom

Victoria importante del Palace por 2-0 ante un West Brom que decpcionó en su visista a Selhurst Park. Los locales dominaron un partido en el que Zaha y Puncheon hicieron sufrir mucho a la zaga de Pullis, que tuvo serios problemas durante todo el encuentro para contrarestar la potencia de los atacantes del conjunto de Allan Pardew. El resultado consolida a los locales como equipo de media tabla en esta primera parte de la temporada y reafirma sus opciones a seguir luchando por mantenerse en puestos europeos. 

Zaha y Puncheon, Puncheon y Zaha. Los dos grandes nombres de un partido que dominó el equipo de Selhurst Park a través de la poseisón y el peligro creado gracias a la potencia de sus protagonistas en ataque. Sólo McClean logro crear algo de peligro durante el primer tiempo con dos disparos que se marcharon muy lejos de la portería de un Hennessey que vivió un partido muy cómodo. Tiempo y espacio, por lo tanto, para que los centrocampistas del Palace pensaran y jugaran con calma, buscando acciones de banda que dieran ventaja a Bolasie y Zaha ante los laterales que les marcaban. Y lo cierto es que el plan funcionó, sobre todo por el extremo derecho, dónde el ex del United desequilibró y llegó al área con facilidad. Pese a ello, el primer tiempo acabó con un 0-0 que ya parecía poco justo. 

Pullis estuvo inteligente y apostó por adelantar líneas en la segunda parte para que sus centrales sufrieran menos y para que el Crystal Palace no disfrutara de esa comodidad que podría acabar siendo letal. Igualdad en los primeros instantes tras el descanso, pero el cambio de Berahino, que apenas participó cuando estuvo en el campo, y las pocas oportunidades con balón de Rondón, le devolvieron el control a un Palace que esta vez sí lo aprovechó. Bolasie, con un buen remate de cabeza tras un córner centrado por Cabaye, adelantó al equipo que más lo merecía. Curioso, ya que la del primer gol del encuentro, fue, a su vez, la primera gran acción de un Bolasie que había estado bien marcado hasta ese momento. El partido se rompió. 

No hubo reacción de los de Pullis. Rondón siguió sin recibir en condiciones cerca de la portería de Hennessey y el West Brom prácticamente no intimidó al rival en el último tramo del choque. Eso sí, a Zaha aún le faltaba cerrar su espectáculo con otra jugada clave, un penalti cometido por Brunt en el que el extremo nacionalizado inglés se dejó caer para que posteriormente Cabaye sentenciara desde los 11 metros. La potencia con espacios acabó de decidir un duelo en el que el West Brom dejó pocos aspectos a destacar y ofensivamente fue un desastre. No hubo último pase, no hubo velocidad tras robo, no hubo intimidación alguna. 

El encuentro en Selhurst Park deja al club entrenado por Pardew en posiciones de Champions a la espera de que jueguen el resto de equipos Premier, una buena prueba del posotivo arranque de temporada de este Palace. Por su parte, la primera derrota del West Brom fuera de casa hace que peligre su hasta hoy 15ª posición en la tabla. Se espera mucho más de un equipo con jugadores mucho más capacitados en ataque de lo que hoy se vio. 

Comments are closed.