Law, Best y Charlton, la santísima trinidad del United

Corría 1958 cuando en la gélida noche de Munich se estrellaba un avión que transportaba a la plantilla del Manchester United tras un partido de la Copa de Europa frente al Estrella Roja. Varios jugadores murieron, entre ellos la promesa inglesa Duncan Edwards. El equipo debía renacer y esta reconstrucción se gestó en torno a Bobby Charlton. El mítico entrenador Matt Busby y Foulkes eran sus máximos apoyos. Pero no era suficiente. Así que contrataron en 1962 al prometedor delantero Denis Law por una cifra récord. Al año siguiente debutaba el jovencísimo George Best. A partir de ese día se estableció una asociación letal conocida como la trinidad del United.

Considerado el mejor jugador inglés de todos los tiempos, Bobby Charlton lideraba la trinidad. Fue el líder de la reconstrucción. Su olfato para el gol y su tremenda habilidad le convertían en un jugador muy peligroso. Su gran versatilidad le permitía actuar en cualquiera de las posiciones de ataque. Disputó un total de 758 partidos con el United  en los que marcó 249 goles. Disputó toda su carrera personal en el United a excepción de las dos últimas en la que militó en el Preston North End y en el Waterford, el equipo de su retirada. En Inglaterra es recordado sin duda por ser una figura clave en la consecución de su único mundial hasta la fecha, el de 1966. Ese mismo año recibiría el Balón de Oro. Con los pross sumó 49 goles en 106 partidos.

Tras un gran papel en el Manchester City y mediocre paso por el Torino el United ficho a Denis Law por 115.000 libras, una cifra record en la época. Su olfato goleador superaba incluso el de Charlton y en apenas 404 partidos anotó 237 goles. Durante los 60 vivió su época dorada se convirtió en el hombre gol del United. A partir de 1970 comenzó un declive que lo llevo a retirarse en el Manchester City donde le anotó un gol al United que le hizo descender. Ganó el Balón de Oro en 1964. Con su selección nacional, Escocia, anotó 30 goles en 55 partidos y disputó el mundial de 1974.

Completa la trinidad George Best. El United lo rescató de Belfast con 15 años y a los 17 ya debutó con el primer equipo. Su desparpajo y calidad pronto le convirtieron en indiscutible. Permaneció en el equipo hasta 1974, año en el que ya no estaban ni Charlton ni Law. En sus 361 partidos con la camiseta de los red devils anotó 137 goles. Tras abandonar el United deambuló de Estados Unidos y divisiones inferiores. Ganó su balón de Oro en 1968 por delante de Charlton. Con su selección, Irlanda del Norte, disputó 37 partidos anotando 9 goles.

La asociación de estos tres jugadores llevó al United a una de sus épocas más gloriosas y lo que es más importante a la recuperación del equipo tras el fatal accidente. Ganaron dos ligas y una Copa de Europa. No parece mucho pero hay que tener en cuenta que fue la primera Copa de Europa del United. Y el equipo se pasó hasta 1993 sin ganar un nuevo título de liga. Law, Best y Charlton, tres jugadores que reconstruyeron el United. Law, Best y Charlton, la trinidad del United.

 

Estatua de la trinidad del Manchester United

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*