El Liverpool pasa a octavos sin forzar la maquinaria

El equipo de Brendan Rogers se clasifica para octavos de final de la Fa Cup, tras imponerse por 0-2 al Bournemouth con goles de Moses y Sturriedge. Un partido sin mucho fútbol en el que acabó imponiéndose la calidad de los `reds´.

 El Bournemouth salió al Dean Court con la intención de ponérselo complicado al Liverpool, sin embargo, sólo se quedo en intento. Los `boscombe´ empujador por los suyos se lanzaban al ataque una y otra vez, pero sin llegar a poner en aprietos a Jones, que ocupó la portería en lugar de Mignolet.

 El primer tiempo se caracterizó por el descontrol, ningún equipo se hacía con el mando del partido, donde los locales empujaban con más corazón que cabeza y los visitantes esperan su oportunidad. De hecho así fue. Llegando a la media hora y tras la buena oportunidad que tuvo Surman para el Bournemouth, el Liverpool iba a marcar el primero del encuentro. Tras un buen cambio de orientación de Suárez, recibe Moses en el pico del área, tira un regate hacia dentro zafándose de su oponente y sorprende a Camp con un lanzamiento ajustado por su propio palo.

_72522774_sturridgeap

 Con el gol nada cambió. El equipo `cereza´ seguía intentando batir a Jones a través de centros desde ambas bandas, que acababan en nada. El Liverpool se limitaba a esperar el paso de los minutos, en un partido gris de los de `Merseyreds´. Así se llegó al descanso.

 En el segundo tiempo se repitió el mismo guión de los primeros cuarenta y cinco minutos. Los de Eddie Howe  volvieron a saltar al terreno de juego con ganas de agradar a su hinchada y complicarle las cosas a los de Brendan Rogers.

 Sin embargo, cuando más atacaban los locales, llegó el segundo tanto de los `reds´. En esta ocasión fue obra de Sturriedge, tras una muy buena asistencia de Luis Suárez a la espalda de la defensa, dejando solo al delantero con el portero Camp que poco pudo hacer en el gol. La temporada del atacante uruguayo es impresionante, tanto en su faceta goleadora como de asistente.

 De ahí al final del partido, los locales se lanzaron a por el gol que les volviera a meter en el partido, aunque lo que pudo llegar en varias ocasiones fue el tercero del Liverpool. Las dos ocasiones más claras fueron para Suárez y para Sterling, quiénes desperdiciaron la oportunidad de sentenciar el encuentro.

 Un paso más del Liverpool en su carrera en la Fa Cup, donde ya esperan rival en la próxima ronda. Partido gris en líneas generales del equipo dirigido por Brendan Rogers, quiénes sin apenas problemas se impusieron a un voluntarioso Bournemouth.

Comments are closed.