Bale lidera la maratón del Tottenham

El galés dirige la remontada de los Spurs (3 a 1) en cinco minutos mágicos y sirve el título en bandeja al Manchester United

Después de una vibrante y emotiva maratón, donde se recordó a las víctimas de Boston, el fútbol recogió el testigo en Londres para vivir el partido de la jornada en la Barclays Premier League.

Gale supera a Joe Hart en el 3 a 1

Se enfrentaban Tottenham y Manchester City. Los locales, con la vuelta de Gareth Bale como aliciente, buscaban tres puntos vitales para conseguir un billete en la Champions League que se ha puesto más caro que nunca en esta temporada. Por su parte, el equipo de Mancini, sin Sergio Agüero y con la mente puesta en la final de la FA Cup, tenía como único objetivo evitar el alirón del Manchester United.

Sólo le hizo falta tres minutos para empezar a conseguirlo. Tras una gran jugada típica del apache Tévez, que como buen argentino lucha hasta la última pelota, Milner asistió a un Nasri que no perdonó ante Lloris. El centrocampista francés confirmó así su buen estado de forma, ya que su gol ante el Chelsea, junto con el del Khun Agüero, sirvió la semana pasada para meter al City en la final de la FA Cup y optar de esta forma a un título que sabe a poco para un equipo que aspira a ganar todo.

El gol tempranero de Nasri rompió los esquemas de los Spurs. Con mucho empuje pero con más corazón que cabeza, el Tottenham apenas inquietaba a un City que mostró en el primer tiempo la seguridad y contundencia que le llevó a conquistar la liga la temporada pasada. Sin embargo, le faltó definición en las botas de Tévez y del propio Nasri para sentenciar el partido en los primeros 45 minutos.

La segunda mitad empezó con fallos e interrupciones por las faltas de ambos equipos que no ofrecían un espectáculo a la altura de lo esperado. En una de esas imprecisiones, Bale, siempre peligroso aún sin estar al 100%, puso un balón perfecto a Dempsey para que éste marcara a placer el empate a uno en el luminoso. El estadounidense se ha convertido en la bestia negra de Manchester, ya que también evitó hace unas jornadas la victoria del United con un gol in extremis.

Fue entonces cuando el Tottenham recogió el testigo de la maratón de Londres y remató en cinco minutos a un imponente Manchester City con sendos goles de Defoe y Gareth Bale. El galés culminó un espléndido contraataque con una vaselina que convertirá en campeón de liga al Manchester United si gana mañana al Aston Villa, y permite a los Spurs soñar con jugar el año que viene con los mejores equipos de Europa, donde Bale se ha ganado el derecho a estar.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*