El Arsenal caza al Norwich en seis minutos

El conjunto de Wenger consiguió los tres puntos ante unos canarios que, a pesar de su apatía tuvieron la victoria en el bolsillo. Al final la calidad de los gunners se impuso (3-1)

Hoy era una de esas tardes lluviosas de Londres en las cuales se postulaba que el guión sería de siempre: el Arsenal ganaría fácil a un equipo inferior, a priori, como el Norwich. El encuentro comenzó muy pausado, con una falta evidente de ritmo que poco a poco se intensificaría. Los gunners, con Arteta como arquitecto, encontraban muy pocos huecos en la defensa amarilla. Con un Cazorla muy activo en la zona de tres cuartos, un Wilshere sin posición fija y con Ramsey de box-to-box, el Arsenal trató de perforar el muro diseñado por Chris Hughton, técnico del Norwich. La ocasión más clara se dio en el minuto dieciocho. Una excelente combinación iniciada en banda izquierda por Cazorla, que conectó con Wilshere y a punto estuvo de marcar Aaron Ramsey en la meta de Mark Bunn. Tras esto, el Arsenal tocó corneta y salió en tromba al ataque, apareciendo por fin los dos puntas, Gervinho y Giroud. Este último dio un larguero al estrellar un buen centro de Sagna en el minuto veintidós.  Gervinho, más participativo que otras veces pero igual de fallón, casi marca tras recibir un pase entre lineas de Mikel Arteta que permitió al marfileño encarar al meta canario, regatearlo pero errar una buena ocasión tras un mal control. La primera parte moría con todos los jugadores del Norwich defendiendo en su área cuatro corners seguidos, uno de ellos ocasión manifiesta de gol que sacó Whittaker bajo palos.

En la segunda mitad, más de lo mismo. Un Arsenal desesperado por no saber como perforar la meta rival y un Norwich que esperaba, pacientemente su oportunidad. Y se dio  En un momento en el que el Arsenal era el absoluto dominador, Kieran Gibbs realizó una falta peligrosa en el vértice del área  La falta fue botada por Snodgrass y Turner, libre de marca, cabecea el balón en las redes de un Fabianski que apenas había tenido trabajo en toda la tarde. Minuto cincuenta y seis y a los chicos de Wenger debían redoblar esfuerzos. El pistoletazo de salida lo dio Podolski en el larguero en el minuto setenta y ocho. La entrada de Oxlade-Chamberlain y Walcott, unida a la del ya mencionado Podolski dotó al Arsenal de un poderío de ataque ausente durante todo el encuentro. Y aquí llegaron los seis minutos de gloria.

En un córner, Kamara derriba de manera infantil a Giroud, marcando Arteta el correspondiente penalti. Dos minutos después  Oxlade-Chamberlain se inventaba una maravilla con Podolski y le cedía a placer un balón perfecto a Giroud. Y no contentos con ello, otros dos minutos después  Walcott – que recibe en fuera de juego- , le cede el cuero al internacional alemán para que marcase desde fuera del área.  Seis minutos, tres goles. Los cañones ya habían descargado toda su potencia sobre los canarios, que por un momento se vieron con los puntos volando lejos. Esta victoria pone a los de Wenger terceros, un punto por encima de sus otros dos rivales londinenses, Chelsea y Tottenham, en la pugna por los puestos europeos.

Comments are closed.