El Basilea baila bajo la lluvia al Tottenham

Tremendo partido de los suizos, que durante la práctica totalidad del partido fueron superiores al equipo londinense. Al final los penaltis decidieron el destino de la eliminatoria (4-1)

El partido comenzó muy condicionado por el severo chaparrón que estaba cayendo en la ciudad suiza. Demasiadas imprecisiones, demasiadas entradas a destiempo que condenaban a un fin prematuro cada ataque. Durante los primeros diez minutos apenas hubo aproximaciones al área  sin tiros ni si quiera en dirección a portería  A destacar la mejor acción de los primeros veinte minutos. El Basilea, aprovechando la descuidada tendencia de Naughton de subir al ataque y no bajar a defender, se coló por su banda. Un buen centro del veterano ex del Liverpool, Phil Degen, que su compañero Mohammed Salah remató de manera espectacular. Pero apunten su nombre, porque tiempo después volverá a aparecer.

Los Spurs poco a poco se iban abriendo, aprovechando la tremenda verticalidad que le ofrecen Dembele, Sigurdsson y Holtby, apoyados por los carrileros Naughton y Walker y un Dempsey que aparecía y desaparecía cual fantasma. Y ahí fue donde los suizos fallaron. En el minuto veintidós  se formó un cúmulo de circunstancias que terminaron en gol. Un pase entre lineas de aproximadamente treinta metros efectuado por el defensa de moda de la Premier, Jan Vertonghen, pilló desprevenida a la defensa del Basilea. Segada de Dragovic que, por culpa del agua pierde el balón en pos del fantasma Dempsey, que ejecuta a placer a un Sommer completamente vendido. La eliminatoria parecía encaminada para los británicos, pero aún faltaba por aparecer el fantasma del Basilea.

Minuto veintiséis  Tremendo error en campo propio de Dembele. Robo en el medio campo de Stocker, que fugazmente lanza un pase hacia Salah, para batir a un Friedel que nada pudo hacer. Cuatro minutos tardó en ponerse por delante en el goal-average los suizos, con mucho empuje, mucha garra en el centro y contragolpes fugaces. Entre tantos vaivenes, el Tottenham tuvo una doble oportunidad antes del descanso entre Dembele y Adebayor, que brillantemente sacó Yann Sommer. Los nervios de los londinenses estaban a flor de piel, tanto así, que sus laterales, constantemente fuera de sitio, derribaban una y otra vez a los jugadores suizos.

La segunda parte comenzó de manera fulgurante. En el minuto cuarenta y ocho, córner botado por Stocker que introduce, tras rechace de Friedel, Dragovic para adelantar a los suizos. Auténtico palo para los ingleses, que veían como se les escapaban las semis. El omnipresente Dragovic casi marca cinco minutos después tras una falta botada  que volvió a cabecear. Pero el Tottenham no había dicho su última palabra. En el ochenta y uno, una falta sacada perfectamente por Huddelstone era transformada en gol por Dempsey, que había estado desaparecido durante toda la segunda mitad. El partido inevitablemente se iba a la prórroga, no sin antes dejarnos con la expulsión de Vertonghen al ser el último hombre, derribando a Streller. El partido murió en el noventa y tres, con una tangana provocada por una entrada dura a ras del suelo de Dawson.

Comenzó la prorroga y se vio a un Basilea mucho más enchufado, aprovechando que jugaban contra uno menos. A pesar de esto, los spurs aguantaron bien y salvo un tiro al palo nunca sufrieron demasiado. Con la entrada del mítico Alexander Frei, el Basilea se armó de valor y creó varias ocasiones que a punto estuvieron de ahorrar los penales. En el punto fatídico, el Basilea anotó todos los tiros mientras que los londinenses fallaron dos, Huddlestone y Adebayor. Con todo merecimiento el equipo suizo encara las semifinales con la moral por las nubes. Una autentica oda al fútbol.

Comments are closed.