Mata y Ba le hacen la inocentada al United

El conjunto blue sella su pase a semifinales con un Juan Mata majestuoso y un Cech providencial en la victoria por 1-0 ante un Manchester que reaccionó tarde al torbellino londinense.

Volvía la FA Cup a los estadios, y volvía con los clásicos replays, partidos de desempate que se hacen en casa del visitante del último partido. En una hora un tanto extraña para los que no nos regimos por el meridiano de Greenwich, el Chelsea y el United disputaron su partido. Algo que me gustaría remarcar es que, a pesar de ser lunes, en Inglaterra es fiesta, dado que se celebra el April´s Fool Day -su día de los inocentes-. 

Comenzó el encuentro con varias novedades en el césped: la vuelta de Mata tras superar una gripe que le tuvo en cama durante toda la semana, la ausencia de Rooney por lesión en la ingle y la apuesta de sir Alex Ferguson por Chicarito y Welbeck en lugar de Van Persie. Los primeros compases del partido se desarrollaron con un ritmo muy lento, en los cuales el Chelsea era dueño del balón y los red devils esperaban el error para montar la contra. La mayor parte del peligro la llevaban Ba y los tres mediapuntas blues -Oscar por la derecha,Mata en el centro y Hazard por la izquierda- aunque con mucha movilidad de los cuatro, iniciando jugada en el medio del campo. Ramires y Mikel actuaban de perfectos coche-escoba, pecando a veces de conducciones largas,que terminaban siempre en robo del United. Y ahí es donde residía la fuerza de los hombres de Ferguson.

Al optar por Chicharito y Welbeck, el escocés elegía velocidad. Con Nani y Valencia alternando su posición en el campo, los londinenses sufrían con cada contra. Incluso esto se hizo más patente con la lesión de Cole en el minuto veintiuno en una carrera con el portugués Nani. El desgarro muscular del lateral permitió la entrada de Bertrand, que sufrió aún más si cabe el ataque total del United. La mejor oportunidad para los de Benítez llegó en una excelente combinación entre Hazard y Ba, que posteriormente terminó en un buen disparo del senegalés y una buena parada del español De Gea. El United pisó el acelerador y a partir de la media hora el partido se volvió un correcalles, con ataques desordenados pero bien ejecutados. Chicharito Hernández tuvo en sus botas la mejor ocasión de la primera parte, un tiro alejado que paró Cech, no sin problemas,con los pies.

La segunda parte fue más de lo mismo hasta que, en el minuto cuarenta y siete, pudimos asistir a un auténtico golazo. Tras una jugada perfectamente madurada desde campo propio, el balón fue a parar a Juan Mata que, levantando la cabeza ve a Ba entre los centrales. Volea milimétrica y el senegalés remata con un maravilloso remate acrobático a lo Ibrahimovic. Un gol que le daba a los blues medio billete para semifinales. El gol fue un verdadero palo para los red devils, que vieron como el partido se les iba poco a poco. Ferguson movía el banquillo, introduciendo más pólvora para intentar el gol, pero con escasa fortuna.

Si hubiese que destacar a dos jugadores del partido, serían sin duda Mata y Cech. El burgalés realizó un encuentro soberbio, omnipresente en todas las facetas del juego y en todas las zonas del campo. Sus 18 goles y 27 asistencias confirman que está en un momento muy dulce. El meta checo no tuvo excesivo trabajo, aunque cuando tuvo que aparecer, apareció de manera salvadora. La clave del partido fue en el minuto sesenta. Con el Chelsea volcado buscando el segundo gol, el United tenía más fácil llegar al área blue. En una buena contra, Welbeck puso un balón perfecto y Chicharito -uno de los jugadores que más goles le ha marcado al Chelsea en los últimos años- cabeceó con todo. La mano salvadora de Cech evitó el empate, que a punto estuvo de subir al marcador.

Al final, el conjunto de Rafa Benítez consiguió su billete para semifinales, con un juego brillante en la zona de ataque, que hace preguntarse a los aficionados blues por qué su equipo no puede jugar así siempre y con un sir Bobby Charlton presente en el campo que vio como su equipo del alma caía luchando hasta el final.

Comments are closed.